Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, diciembre 20, 2015

LAS MEJORES PELÍCULAS DE DWAYNE JOHNSON (THE ROCK)



En El regreso de la momia (2001) muchos conocimos a un tipo enorme que se hacía llamar The Rock y que estaba llamado a ser un héroe de acción del siglo XXI. Era un luchador profesional dispuesto a ganarse la vida como actor, cosa que ha conseguido con creces. Aunque no ha alcanzado un estatus equivalente al de Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger durante los ochenta y noventa, creo que sí merece reconocimiento: es una figura simpática, solvente en la pantalla y dotada de cierto carisma.
 
Pasaré revista a continuación a los títulos de su filmografía que más aprecio. 
 
La primera película a destacar es The Rundown (2003), donde The Rock es un cazador de recompensas que acaba en la jungla pegando tiros y envuelto en la confrontación entre un cruel individuo (estupendo Christopher Walken) en busca de un ídolo de oro y una especie de guerrilla local que se opone a los explotadores. Es una película divertida, con buena acción y escenarios, y en ella sobresale la batalla final contra los malos, muy frenética y bien rodada.
 
También fue de mi agrado Doom (2005), a pesar de las malas críticas que recibió y de que no es una adaptación fiel del videojuego homónimo (ni falta que hace). Johnson interpreta a un sargento de marines que es enviado junto a su equipo a poner fin a un incidente en un centro de investigación ubicado en Marte. Este militar es inflexible, implacable y hará lo que sea para cumplir su misión. La evolución del personaje ante los ojos del espectador es interesante. Además, pronuncia la mejor frase de la película.
 
Me convenció Gridiron Gang (2006), típica película de superación y deporte, si bien con el ingrediente picante de que los protagonistas son menores internos en un reformatorio. Me atrevo a decir que Johnson realiza aquí una actuación más que estimable, quizá motivado por el hecho de su breve paso por el fútbol americano. Su personaje, además, no es el clásico entrenador perfecto, sino un hombre con limitaciones y sus propios problemas y traumas.
 
No puedo dejar de mencionar, por supuesto, Pain & Gain (2013), dirigida por Michael Bay. Esta historia de perdedores con demasiada afición al gimnasio engancha desde el principio. Tiene acción, sátira, humor negro… y un nítido mensaje sobre la estupidez humana. Respecto al papel de Johnson, es incalificable y va in crescendo durante todo el filme.
 
Concluyo con mi película favorita de The Rock hasta la fecha, que no es otra que Hércules (2014), una revisión del mito sin caer en tópicos y que busca la originalidad. El papel protagonista se ajusta a la perfección a Johnson, quien encarna a un Hércules de prodigiosas cualidades físicas, rodeado por un aura de leyenda, pero también humano. 
 
La carrera cinematográfica de este legendario luchador ha ido de menos a más, por lo que es posible que lo mejor aún esté por venir. Por ahora, goza de mi confianza cada vez que está en el elenco de una película.

2 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

Dwayne Johnson me agrada aunque lo cierto es que muchas de sus películas no me interesan. Por ejemplo, no he visto ninguna de esas de "los coches".

La de Hércules no está mal. Lástima el corto papel de Irina Shayk.

El Espantapájaros dijo...

TAmpoco me gustan las de "coches". Lo cierto es que a The Rock le falta una película emblemática, habiendo sido "Hércules" la más cercana a ello hasta ahora.