Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







lunes, junio 06, 2011

ENTREVISTA A OCTOPUSMAGNIFICENS

Ya le entrevisté en 2007, pero tenía que repetir antes o después. Octopusmagnificens es el autor del blog que más tiempo llevo leyendo y disfrutando, un liberal irreductible partidario de la evolución por selección natural, el mérito y la aptitud y las mujeres delgadas. El tiempo transcurrido no ha hecho mella en la firmeza de sus convicciones y continúa siendo optimista y provocador. En la entrevista se tocan mucho temas, empezando por uno que inevitablemente será familiar para cualquiera de sus lectores.

Pregunta.- Creo que a todos sus admiradores nos invadió la melancolía cuando Arnold Schwarzenegger dejó el cargo de Gobernador a principios de este año. ¿Cómo valoras sus dos mandatos en California y su paso por la política en general?

Respuesta.- Arnold Schwarzenegger ha reconocido que subestimó la influencia de los sindicatos, que en connivencia con la oposición demócrata, boicotearon sus iniciativas para equilibrar el presupuesto y reducir la deuda estatal de California, el mayor problema y, evidentemente, su objetivo más ambicioso. Arnold estaba atado de pies y manos, tenía que consensuar sus acciones en el Capitolio Estatal, y no supo o pudo vencer la resistencia. Cómicamente, ahora será el demócrata Jerry Brown, sucesor de Ronald Reagan en 1975 y de Schwarzenegger en 2011, el que deberá afrontar el desafío de derrotar a los sindicatos, despedir a miles de funcionarios, vender parques públicos y propiedades estatales en un ajuste a la griega y, en definitiva, hacer lo que haga falta para evitar la bancarrota. Tampoco me duele reconocer mi absoluto escepticismo hacia las obsesiones de Schwarzenegger con las "energías verdes" y el "cambio climático". Sin embargo, quién puede dudar que ha sido la mejor tarjeta de presentación de California en el mundo, y que durante sus años en la oficina de Sacramento se ha significado como embajador comercial en viajes que le han llevado hasta China y Japón. Consideraciones políticas al margen, la etapa política ha elevado la dimensión histórica del personaje. Ha sido una satisfacción.

P.- Recientemente, el escándalo por sus infidelidades ha enturbiado su imagen. Su hijo Patrick, según he leído, está utilizando el apellido materno como represalia contra su padre. ¿Piensas que es posible para Arnold y su familia superar esta conmoción?

R.- Por supuesto, tarde o temprano superarán la lógica conmoción. ¡Qué remedio! En este delicado asunto privado, y aparentemente descartada la posibilidad de una reconciliación entre Arnold y Maria Shriver, todo lo que puedo declarar son mis mejores deseos para los implicados. Habría querido que nada de esto sucediera, pero ha sucedido.

P.- También, por culpa de lo anterior, ha aplazado su regreso al cine. ¿En qué proyectos te gustaría que participara?

R.- De entrada, no me entusiasma la idea de Schwarzenegger como cabeza de cartel en films de acción a la antigua usanza. Pienso que debe evolucionar, adaptarse a los tiempos que corren para el cine y para él. Me ilusiona imaginarlo en papeles relativamente secundarios, dramáticos, como villano, con James Cameron o Quentin Tarantino. Por ejemplo, me gustaría verle en Avatar 2, y habría celebrado su aparición —seguramente memorable— en Inglourious Basterds.

P.- Consideraste la muerte de Bin Laden como una fecha "que vivirá en la celebración". De sobra es conocido el resultado de la operación que acabó con el terrorista musulmán más buscado y la ola de felicidad que ocasionó, ¿pero hubieses preferido su captura y enjuiciamiento?

R.- A lo largo de todos estos años, me he preguntado mil veces dónde estaría Osama bin Laden y si algún día se resolvería el misterio sobre su paradero. ¡Incluso miraba mapas y elucubraba teorías! Daba por buena la versión oficial de que la localización más probable era Pakistán. Y tras la euforia inicial, la operación que concluyó con su muerte me dejó un sentimiento de amargura. Me habría encantado que le capturasen con vida, no por cuestiones humanitarias, legales ni nada de eso, sino por la atracción de contemplar bajo custodia a una figura, un supervillano, de talla mitológica. ¡La curiosidad humana! Pero me inclino a pensar que las órdenes de Barack Obama eran capturar a Bin Laden muerto o muerto, o que en todo caso y por razones que puedo entender, no se puso mucho empeño en atraparlo vivo.

P.- Como residente en Asturias que eres, ¿es mejor que la fuerte personalidad de Álvarez Cascos vaya por libre, con su propio partido, o el PP se equivocó clamorosamente al despreciarle?

R.- Francamente, no sigo la política regional de Asturias, no conocía ni los nombres de los candidatos del PSOE y el PP, pero me alegro del resultado de Álvarez Cascos por el correctivo que ha infligido a socialistas y populares. ¡Un golpe al establishment!

P.- No han dejado de aparecer en los medios de comunicación durante estas semanas distintas concentraciones de indignados que pretenden dar lecciones de democracia y cambiar el sistema. ¿Apoyas alguna de sus reclamaciones?

R.- Apoyo el sistema de listas abiertas y punto. Los indignados propugnan un socialismo revolucionario y una erosión de las libertades individuales que sólo puedo aborrecer. Además, tienen muy mala pinta y una actitud chulesca. Son engreídos y me desagradan. No quiero saber nada de esa gente.

P.- Ya hablamos en el pasado de Ronald Reagan y de Margaret Thatcher. ¿Hay algún político o líder de la escena actual que respetes o que te ilusione?

R.- Hay muchos políticos de la escena actual de los que admiro determinadas cualidades. Me ha ilusionado la valentía de David Cameron para sacar adelante las medidas populares de supresión de subsidios sociales, que le han ganado la enemistad de los sindicatos, ese anacronismo que enferma a la mayoría de los países desarrollados. A Cameron tampoco le ha temblado el pulso al hacer una revisión de la defensa que considero mesurada y positiva en el largo plazo. Valoro el análisis que hace Dmitry Medvedev de la economía rusa, que necesita diversificarse para incrementar su competitividad, una postura no en contraposición pero quizá más abierta que la que tiene Vladimir Putin, su predecesor y casi seguro sucesor. Echaré de menos al señor Medvedev. Sobre Barack Obama, diré que aunque rechazo su política social, socialista, aprecio su encanto personal en las distancias cortas. Es un gran político. Mitt Romney no lo tendrá nada fácil. No me olvido de Silvio Berlusconi y la causa de la vida privada. Defenderé incondicionalmente su derecho a gastar su dinero en lo que se le antoje y a celebrar fiestas con chicas jóvenes que están locas por irse a la cama con él. Los jueces socialistas no deben interrumpir el proceso democrático italiano.

P.- Imagina que el PP gana las elecciones generales y Mariano Rajoy se sienta en La Moncloa. ¿Qué tres cosas debería hacer, de inmediato, para ganarse tu crédito o aprobación?

R.- Miniaturizar el Estado de bienestar, flexibilizar de verdad el mercado laboral, reformar la política fiscal y abolir leyes e impuestos todos los días. Hay que desayunar con una obligación menos, no con una obligación más. Y cada vez que se presente la oportunidad, hay que subrayar que el gasto social y las imposiciones son patrimonio del socialismo. Hay que proteger el derecho a la libre discriminación en las relaciones privadas. La Constitución española defiende la igualdad ante la ley, no la igualdad en el ámbito profesional. Las interpretaciones maliciosas de la Constitución deben derogarse.

P.- Un amigo mío, aficionado al ciclismo, suele criticar tu postura permisiva sobre el dopaje...

R.- Lo que defiendo es una liberalización de las reglas del juego, que los deportistas no rindan cuentas sobre su preparación ante ninguna autoridad. Don't ask, don't tell... La misma política que se sigue con los homosexuales en el Ejército de los Estados Unidos.

P.- Aunque tu blog es de contenidos muy variados y siempre sorprende, me atrevería a decir que actualmente predomina el cine en los artículos. ¿Cuáles son las últimas películas que te han alegrado el día?

R.- Es una paradoja. Suelo ser crítico con el empleo de la tecnología digital en el cine moderno, no con su uso, con su abuso, y sin embargo, las dos mejores películas que he visto en el cine en los últimos años son prácticamente 100% digitales: Avatar y TRON: Legacy.

P.- ¿Y los estrenos que te han causado mayor decepción?

R.- No gozo del don de la infalibilidad, pero mi instinto cinematográfico no suele fallar, de modo que rara es la vez en que me decepciono. Los estrenos están ligeramente por encima o por debajo de mis expectativas. Quizá la mayor decepción haya sido la trilogía de El Señor de los Anillos. Aburridísima.

P.- También hay que mirar al futuro. ¿Qué proyectos esperas con ansiedad?

R.- ¡Hay muchas películas que espero con ansiedad! No obstante, una eclipsa a las demás y me emociona sólo con imaginarla: "En el siglo XXVI, el Dr. Ido encuentra los restos de un cyborg femenino en un vertedero". Es Alita: The Battle Angel, de James Cameron. ¡Oh, sueño con esta película!

P.- Se respira algo de nostalgia ochentera en tu blog. Steven Spielberg ha producido una película que a lo mejor es un retorno a ese espíritu mágico de antaño.

R.- ¡Algo no, mucha nostalgia ochentera! No, no sabía nada de esa película producida por Steven Spielberg. He mirado ahora y supongo que es When Worlds Collide, dirigida por Stephen Sommers.

P.- Sospecho que aguardas la nueva película sobre Conan con más escepticismo que otra cosa. En cualquier caso, has rescatado para tus lectores viejas historias del bárbaro y has escrito magistrales reseñas sobre ellas, lo que acredita tu autoridad en esta materia. ¿Qué villano sería adecuado para la nueva película?

R.- Para buscar el villano adecuado hay que encontrar la historia adecuada, y esa la encontramos en los clásicos. Hay unos cuantos enemigos memorables. Mi favorito es uno breve, inesperado y sobrehumano: Atali, la hija del dios Ymir. Estoy enamorado de la historia de Conan y Atali, tanto que si fuera un Steven Spielberg o un James Cameron, con recursos suficientes y libertad de acción, probablemente sería la primera película que haría.

P.- Ya sabes que comparto contigo la defensa de Sylvester Stallone como leyenda viva a la que hay que reverenciar. ¿Qué ingredientes debería tener The Expendables 2 para superar a su antecesora y pulir sus defectos?

R.- Sylvester Stallone es una leyenda de Hollywood. Soy cinéfilo de nacimiento, crecí viendo sus películas y siento afecto por él. Precisamente, este fin de semana he pensado en escribir un artículo sobre una de sus películas, Cliffhanger. En el cine de acción, que no es precisamente un género menor, su estatus sólo es igualado por otro actor, un buen amigo. The Expendables 2 necesita de un villano decente, menos agitación de la cámara cuando lleguen los tiros y las explosiones y, por pequeña o grande que pueda ser, la participación de Steven Seagal, Jean-Claude Van Damme y Chuck Norris. Percibo entre los fans una predilección por Van Damme.

P.- Leyendo la entrevista de 2007, descubro que no te hice una pregunta de lo más obvia en este tipo de ocasiones: ¿Cómo y por qué surgió en ti la idea escribir un blog?

R.- La iniciativa de escribir un blog surgió espontáneamente, cuando se empezaron a poner de moda y vi cómo funcionaban. Me entretiene escribir sobre mis temas favoritos y me gusta leer blogs de personas que tiene algo que decir sobre lo que sea. Dicho esto, me llama la atención los pocos blogs interesantes que hay en España, blogs en los que se note que al autor le gusta lo que está haciendo. ¡Es que hay blogs que no le gustan ni a los propios autores! Parece que los blogs han perdido un poco de fuelle con los fenómenos de Facebook y Twitter, que con sus mensajes simples, de pocas líneas, tienen mucho éxito en el público femenino, ese notable ausente en la blogosfera.

P.- Sin duda, es patente que tu blog está escrito y elaborado con pasión y mucha energía. Que dure. Tienes la última palabra.

R.- Espantapájaros, ¡gracias por tu interés en entrevistarme! Es un placer.

5 comentarios:

javier dijo...

aquí esta el amigo que critica la postura sobre el dopaje: este mecanismo no es más que un falseamiento de la realidad, de la capacidad del hombre a la hora de competir. Imaginemos ¿qué pasaría si en las facultades se permitiese copiar?
y todo ello sin contar con los graves perjuicios para la salud que provocaría el uso de todo tipo de sustancias dopantes.

WilburWhateley dijo...

Suelo seguir el blog de Octopus, y coincido con su visión del dopaje.
Y en las facultades lo que hay que hacer es cambiar el modelo de examen memorístico, por uno en el que te dejaran utilizar todo el material que quisieras, pero en el que tuvieras que crear algo nuevo, y casi todo oralmente. Ojo, que así debería haber aún más suspensos.
Lo que importa es el espectáculo.
Otra cosa es para los aficionados; no creo en la prohibición (en mi opinión deberían vender de todo, hasta heroína), sino en el sentido común (pero que cada uno elija).

Francisco dijo...

La verdad, no entiendo como a alguien le puede gustar Avatar. La única razón por la que fui a verla era para experimentar lo del 3D. Primera y última película que veo en 3D.

Me siento muy agusto con el lema de las Olimpiadas, Más rápido, más alto, más fuerte. Como se comprobará, en ningún momento se hace referencia al más dopado. Si lo que quiere ver son drogadictos, salga un sábado por la noche o dese un paseo por el barrio marginal de su ciudad.

El sistema de listas abiertas no mejorará la situación actual. ¿Alguien sabe que defiende el candidato al que vota en el senado? Yo apuesto por el escrutinio uninominal mayoritario a doble vuelta, en el cual, al solo elegirse un candidato por circunscripción, no son necesarias las listas abiertas.

Me ha sorprendido, desagradablemente, la lista de políticos a los que dice admirar. No le daría mi voto a ninguno de ellos.


PS: La política del Don't ask, don't tell fue derogada por Obama hace unos meses.

Carlos dijo...

Hola, llego de rebote de otro blog pero llevo un tiempo siguiendo tu blog y está bastante bien.

Octopusmagnificens es buen blog y el del Ojo de cristal.

Hay dos cosas por otra parte que me tienen confundido jeje.

¿Liberalismo Democrático es una asociación? Leí hace un tiempo que eres VP pero por lo que yo entiendo, es un blog ¿no? ¿O hay algo más?

Me refiero a esta web:

http://liberalismodemocratico.wordpress.com

Y tampoco he entendido muy bien eso de que vas a continuar hasta el año que viene. ¿Significa que el año que viene ya no escribirás?

Un saludo

Aníbal Concha dijo...

Disculpa, pero ¿OCTOPUSMAGNIFICENS liberal? ¡Este hombre habla a favor del Apartheid! Puedes calificarlo de neoliberal, tal vez, pero ¿liberal? ¿Qué clase de liberalismo apoya la discriminación racial como un "derecho fundamental"?