Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, agosto 29, 2010

LA PENA DE MUERTE EN JAPÓN (I)

La Constitución de 1978, como corolario del derecho a la vida y a la integridad física y moral, establece lo siguiente en su artículo 15: "Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las Leyes penales militares para tiempos de guerra". Y, como es sabido, la Ley Orgánica 11/1995, de 27 de noviembre, abolió la pena de muerte en tiempo de guerra que se contemplaba en el Código Penal Militar. Jorge de Esteban, en su Tratado de Derecho Constitucional II (Servicio Publicaciones Facultad de Derecho de la UCM, Madrid, 2004), expuso las razones del rechazo a la pena de muerte: es una pena ineficaz para reducir los delitos, según las estadísticas; es condenable un homicidio efectuado por el Estado; no cabe en un Estado moderno semejante atavismo; es irremediable, por lo que pueden caer inocentes. En general, respaldo lo que apunta De Esteban y soy contrario a la pena de muerte. Aun así, no soy abolicionista, esto es, soy comprensivo con los países en que está implantada, a condición de que sean Estados de Derecho plenamente democráticos.

En Europa prácticamente ha desaparecido la pena de muerte y, desde aquí, se mira con extrañeza y desprecio a los países que la prevén. Pero, como he dicho, hay que hacer alguna precisión. No se puede comparar la pena capital que se aplica en Estados Unidos, por ejemplo, con la que se pueda aplicar en Irán, Cuba o China. Primeramente, porque no es lo mismo castigar con la muerte el adulterio, la homosexualidad o el impago de impuestos (como hasta hace poco sucedía en China) que castigar así el homicidio o el asesinato, que lesionan un bien jurídico fundamental, la vida. En segundo término, el derecho a un proceso con todas las garantías está a salvo en Estados Unidos, y hay apelaciones y posibles indultos, por lo que a nadie se le ejecuta tras una parodia de juicio y al día siguiente de su finalización, sino que suelen pasar años hasta que eso sucede.

La última nación en la mira de Amnistía Internacional es Japón. La muerte es el castigo anudado a homicidios especialmente graves y a la traición. La ejecución se lleva a cabo por ahorcamiento, y es una pena que goza de gran respaldo popular, según las últimas encuestas. La Ministra de Justicia, Keiko Chiba, quiere abrir un debate sobre la abolición y ha enseñado a los medios de comunicación las cámaras de ejecución, muy limpias y sobrias. A pesar de sus convicciones abolicionistas, esta mujer firmó en julio las sentencias de ejecución de dos criminales (en Japón, de forma sorprendente, ha habido a veces objeciones de conciencia en esta materia, pero generalmente se ha impuesto la responsabilidad de los que ostentaban el cargo).

Defenderé a Japón de las previsibles acusaciones, pues siempre me he sentido cercano al Imperio del Sol Naciente. Japón es el más singular de los países orientales, no sólo por las diferencias en su cultura, religión y desarrollo respecto a los demás, sino también por las enseñanzas occidentales que asumió durante la Era Meiji (1868-1912) y durante la ocupación americana después del Día de la Victoria. Sin perder su identidad y sus raíces, Japón es un país con lo mejor de Occidente. Por ello, merece más respeto y admiración que otros, por su capacidad de adaptación y su innegable prosperidad.

5 comentarios:

Andrés Álvarez F. dijo...

Caballero, totalmente de acuerdo. Uno sin embargo sí que entiende justificada la pena de muerte en ciertos supuestos como los que señala el CPM.

Por cierto, aparte de las simpatía hacia Japón, ¿qué opinión te merecen la República de China-Taiwán, Corea del Sur y Hong Kong?

El Espantapájaros dijo...

Andrés:

Muchas gracias. Y coincido: no habría eliminado la pena de muerte del CPM, al menos para los casos más graves. Los grupos abolicionistas pretenden que se reforme la Constitución para eliminar la excepción de los "tiempos de guerra" y las "leyes militares", que teóricamente deja abierta la puerta a su reinstauración de la pena capital en la guerra.

Siempre he tenido mucho interés por Japón. Y qué decir de Corea del Sur o Taiwán, que han resistido al totalitarismo y encuentran apoyo en Estados Unidos. Son países pujantes, prometedores y, lo que es más importante, libres. Porque China tendrá mucho potencial económico, pero es una dictadura. El caso de Hong Kong, antigua colonia británica, es más raro. Es como una isla en China.

Sobre todo, escribo esto inspirado por el viaje asiático de Zapatero. En China no abrirá la boca en favor de los derechos humanos. Sin embargo, veremos si en Japón no se interesa por el tema de la pena de muerte.

Alfredo dijo...

Yo estoy a favor de la pena capital para muchos delitos: entre ellos -- traición a la nación y terrorismo, asesinatos, y violaciones múltiples. No obstante, sé que no es realista reintroducirla aquí, lamentablemente. Pero, ¿qué se podría decir sobre la posibilidad de reintroducirla al CPM y aplicarla a terroristas con delitos de sangre?

En cuanto a si la pena capital reduce el número de delitos: para mí no es importante eso -- lo importante es que hay delitos que por justicia sí merecen la muerte.

octopusmagnificens dijo...

En China están reduciendo el número de ejecuciones. Ahora tiene que confirmarlas el Tribunal Popular Supremo.

Anónimo dijo...

Ahora en serio. En realidad dices que los japoneses son fantasticas personas?. Seguro que seras un friki de esos de naruto o algo... Los japoneses son la cultura mas apestosa del lejano oriente posiblemente....Y si no lo son estaran los segundos. Los japoneses siempre han sido los racistas de oriente, lo que se sintieron especiales, lo que veian a otras razas como no humanos... y un largo etc de cosas que pareces obviar o desconocer. Oh bueno, en realidad son buena gente, solo que son el pais mas pederasta del universo, el pais con mas doble moral que existe (incluso por encima de USA), el pais donde la mafia es parte integral de la politica y vida social, el pais de las prostitutas menores de edad. Ah es verdad, tambien son el pais mas civico del mundo si, preguntales a los chinos o a los coreanos que seguro que lo ratifican.... en fin.. japon es una mezcolanza a dia de hoy... puede resultar atractivo el rollo de lo antiguo mezclado con lo moderno, entiendo que adolescentes piensen que es un pais fantastico.. pero en realidad poco o nada han aportado a la civilizacion humana....