Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, mayo 09, 2010

¿DECADENCIA DE OCCIDENTE?

Occidente está en horas bajas. La crisis económica ha exacerbado el desgaste y los problemas de toda índole, afectando a la resistencia de la civilización. A veces pequeños casos de la vida diaria sirven para estudiar la enfermedad que nos carcome.

Evelyn Waugh, en su novela Noticia bomba (1938), decía que quienes escriben cartas a los periódicos suelen ser unos desequilibrados. Y más aún, habría que añadir, los que lo hacen a diarios gratuitos actualmente. En innumerables ocasiones, ante las cartas enviadas al diario 20 Minutos, no he sabido si llorar o reír. El otro día, una lectora se refería a Grecia. No todo allí era negativo, según ella, y pasaba a destacar la cantidad de servicios gratuitos disponibles, universidades, museos, transporte, etcétera. Ahí terminaba lo positivo de Grecia. Tal vez sea éste el espíritu progresista que se quiere apoderar de las conciencias, un espíritu perezoso, abúlico y abotargado que sólo desea facilidades y gratuidad, aun a costa de la libertad. Muy al contrario, hay que volver al mérito y al trabajo, y no pedir tanta sopa boba.

Es posible que no supiese la encantada turista que quizá a esa excesiva sopa boba se deban los muy graves apuros de una Grecia encallada en los abismos. Problemas no derivados, por cierto, de la perfidia de los especuladores, sino del falseamiento de las cuentas públicas, del déficit, de la justificada poca confianza que debe de inspirar ese país a los inversores. Las revueltas populares griegas me producen mucha lástima. Los sindicalistas no queman a gente en aras de la disciplina fiscal y de un Gobierno que no manipule. No. Queman a gente para mantener privilegios, para que no bajen el sueldo a los funcionarios, indignos servidores públicos que no son capaces, pensando en el interés general, de hacer sacrificios ante el declive de su patria.

Estando entre Escila --apretarse al máximo el cinturón— y Caribdis –la bancarrota--, mi elección sería clara, por muy dolorosa que fuese. Para los griegos, no tanto. Grecia, antaño cuna de la civilización occidental, es hoy un lugar poco recomendable: sólo hay que ver el despliegue de la bandera comunista en el Partenón. Merece, por ello, ser ocupada de nuevo por los diligentes paracaidistas alemanes, dicho sea en términos metafóricos.

Y ha habido otra anécdota reciente que me ha sublevado. En Bélgica, un negro está intentando por todos los medios estigmatizar o prohibir la distribución de Tintín en el Congo (1931), de Hergé, una de mis aventuras favoritas. Que se pueda analizar críticamente su contenido es lícito, pero hablar de censura no. No entiendo por qué se acusa de racista a ese álbum y hay que echar cenizas sobre él. Es una obra de su tiempo y refleja la realidad de lo que era el Congo belga. Los negros que por allí campan no salen tan malparados. Es verdad que son algo ignorantes e incivilizados, y que hay brujos y supersticiones, pero también se muestra la maldad de algunos blancos. ¿Es que acaso no fue así? En Tintín en América (1932) se presenta unos Estados Unidos literalmente plagados de gángsters y de capitalistas sin escrúpulos. Sin embargo, nadie ha intentado vetarlo o etiquetarlo como un producto peligroso.

Gracias a Tintín en el Congo, tras leerlo en mi infancia, descubrí que África únicamente me interesaba como un continente que explorar o colonizar. Sigo pensando lo mismo. No se puede cambiar el pasado. Y Europa debería enorgullecerse del suyo, de su tarea civilizadora. Los arrepentimientos y los exorcismos del pasado colonial no tienen sentido. Por supuesto, hubo abusos y errores, y eso hay que debatirlo y extraer conclusiones. Pero que ahora haya que sentir vergüenza por Tintín en el Congo, cuando lo que hacía Tintín era enseñar a los congoleños y fomentar su progreso, es una mala señal.

27 comentarios:

Mariena Por el Cambio dijo...

Estimado El Espantapájaros. La progresía ha conseguido que la mayoría de los ciudadanos piense en que el Estado ha de hacerlo todo por ellos, aunque esta situación no es nueva, sino que proviene de cómo caló el marxismo y sus acólitos en Europa. Al respecto escribí un par de entradas que quizás puedan ser de su interés. La primera fue un comentario de Felix Schlayer (http://mairenadelalcorporelcambio.blogspot.com/2010/04/comentario-de-felix-schlayer.html) La segunda un pequeño análisis de las palabras de Ortega y Gasett (http://mairenadelalcorporelcambio.blogspot.com/2010/05/crisis-galopante-y-pueblo-inerte.html). En ambos casos vemos cómo el pueblo prefiere la seguridad y el amparo del Estado a su libertad y responsabilidad. Espero sean de su interés.

Saludos y gracias por sus aportes.

free dijo...

Espantapájaros, permítame que le diga que yo en este asunto de la crisis no estoy de acuerdo con usted, como ya empecé a poner de manifiesto en los cometarios que realicé a su artículo anterior. En primer lugar, y como ya dije, creo que es un dramático error reducir a términos de izquierda-derecha el debate sobre la crisis que nos afecta en estos momentos y creo también firmemente en la idea de que si el PSOE hubiese gobernado desde 1996 hasta 2004 la economía habría ido “bien” (el milagro español, ya sabe) y si el PP hubiese gobernado desde 2004 hasta el presente 2010 la economía iría exactamente igual de cómo está yendo a día de hoy. Ahora bien, lo que nos quieran contar y lo que nos queramos creer ya es diferente y yo ahí no entro, que cada cual se deje engañar como mejor crea conveniente. Lo que no voy a consentir bajo ningún concepto es que me engañen a mí, ya sea diciéndome los del PP que ellos son los del milagro económico y que llevaron a cabo el milagro de los panes y los peces, ya sea diciéndome los del PSOE que hace 3 días no había crisis y que ahora vemos brotes verdes, porque tanto mienten los unos como los otros. La época de supuesta bonanza del PP se debió principalmente a la bajada de los tipos de interés a través de un mecanismo totalmente antiliberal y ajeno al mercado como es que un banco central tenga la potestad de fijar el precio del dinero, que debería fijarse en realidad a través de la oferta y la demanda monetaria. Lo que no se puede hacer es generar crecimiento en una economía a través de medidas monetarias cuando esa economía no tiene realmente capacidad para materializar dicho crecimiento, porque entonces lo que sucede es que generas una burbuja que en función de las peculiaridades del país y del momento puede ser tecnológica, puntocom, de derivados, de tulipanes como en Holanda o inmobiliaria como la nuestra. CONTINUACIÓN

free dijo...

CONTINUACIÓN Como ya hice una vez le recuerdo las palabras de alguien que no es precisamente susceptible de ser considerado socialista, comunista o demás istas izquierd-istas, Thomas Jefferson."I believe that banking institutions are more dangerous to our liberties than standing armies. If the American people ever allow private banks to control the issues of their currency, first by inflation, then by deflation, the banks and corporations that will grow up around the banks will deprive the people of all property until their children wake-up homeless on the continent their fathers conquered." Thomas Jefferson. Fíjese qué casualidad que si hacemos un certero y fino análisis despojado de politiqueos sobre la crisis actual lo que encontramos es que realmente la advertencia de Jefferson se ajusta a lo que está sucediendo actualmente mucho más de lo que querríamos imaginarnos. Y es precisamente ese el origen de la crisis y no la sopa boba de los griegos, como usted comenta. Y ojo, que con esto no le estoy diciendo que los griegos no quieran vivir a la sopa boba, sino que ese no es precisamente el motivo de la crisis y que eso tampoco genera el agujeraco de billones de deuda que tienen los estados. Contribuye, qué duda cabe, pero no es para nada el origen. Tampoco el déficit es la causa de la crisis, sino más bien la materialización y la consecuencia de fijar la liquidez y el precio del dinero aleatoriamente y no atendiendo al mercado, de darle a la máquina de imprimir billetes y de la pérdida de la soberanía monetaria por parte de los Estados. CONTINUACIÓN

free dijo...

CONTINUACIÓN Respecto a las revueltas populares griegas, éstas no deben darle lástima en absoluto, sino más bien esperanza, créame. Si usted de aquí a unos años vive en un mundo libre (cosa que me cuesta creer) no será precisamente gracias al PP, al PSOE, al BCE , a la UE o demás siglas bajo las que camuflan su falsa legitimidad chupópteros de todo clase y condición e inútiles encorbatados haciéndose pasar por nuestros representantes, sino más bien gracias a la lucha de la gente por su soberanía como sucedió con la revolución americana, la revolución francesa, el 2 de mayo etc. Lo que no se puede hacer es desechar el mensaje por culpa del mensajero o, como en su caso, desechar el mensaje porque el mensajero quiere aplicar una solución inadecuada al problema que contiene el mensaje y que es real. Es decir, el hecho de que la forma que tendría el KKE de solucionar la crisis no sean las adecuadas no significa que estén equivocados a la hora de afirmar que existe tal crisis por culpa de la pérdida de soberanía monetaria por parte de Grecia. Le puedo asegurar que Grecia no es sólo la cuna de la civilización occidental sino que, al margen de las desafortunadas muertes que comenta y que yo jamás defiendo, a día de hoy la sociedad griega ha sido la única con la suficiente fortaleza, orgullo e inteligencia para identificar el problema y para movilizarse en su contra, no como la sociedad española, que cada día que pasa está más aletargada, amanerada y ciega. Como le comentaba en España ya no hay una sociedad industrial y fuerte basada en principios como el trabajo, el esfuerzo, el sacrificio, el ahorro, el patriotismo o la austeridad. Ahora faltan gónadas, hay mucha gilipollez, poco esfuerzo, mucho politiquero barato, alcohol, caprichos y sobre todo mucha tontería. CONTINUACIÓN

free dijo...

CONTINUACIÓN Por ir concluyendo le comento que el caramelo envenenado que le van a dar a Grecia a modo de “ayuda-rescate” será bastante peor para sus intereses que los diligentes paracaidistas alemanes en términos metafóricos, especialmente si tenemos en cuenta que, como supongo, dicho “rescate” deberá ser devuelto con intereses. También se hace necesario mostrar respeto hacia los sindicalistas griegos pues, si bien no me siento identificado con el movimiento sindical, hay que reconocer que cualquiera de ellos tiene más gónadas en los pantalones que todo nuestro Congreso de Diputados cuando está repleto de señorías amaneradas y bizcohonas que no saben más que hacer “declaraciones institucionales” con las banderitas de fondo que luego comentan nuestros periodistillas parciales y politizados según convengan o no a los de su cuerda. Y también pido respeto para los funcionarios griegos ya que, aunque para nada defiendo el exceso de funcionarios y las jubilaciones a los 40 años, dichos indignos servidores públicos son necesarios para sostener un Estado liberal y tienen todo el derecho del mundo a protestar cuando tienen que sacar adelante a sus hijos dignamente con 800 € al mes, rebajados un 20% y mermados por la inflación por haber perdido su propia soberanía por culpa de unos políticos vendidos que decían actuar en nombre de sus intereses. Como comentaba Alfredo en respuesta a mis comentarios anteriores, y en este caso debo darle toda la razón, “creo que entrar al euro fue un error, y creo que, al igual que dijo Thatcher, un país que pierde su capacidad de emitir moneda propia pierde su estatus de nación. ¿Qué es España realmente y quién gobierna? No tengo la respuesta, pero me resulta que son preguntas que nos deberíamos hacer.” Sí, occidente está en decadencia, pero debido a la indiferencia de la sociedad. Un saludo.

free dijo...

Por cierto, únicamente quiero añadir una cosa más a propósito del comentario de Mariena por el cambio. En los tiempos que corren el pueblo no tiene ni seguridad, ni amparo del Estado ni libertad. Más que nada vivimos en un sistema podrido de raíz y antiliberal, basado en un socialismo para los ricos a modo de rescates que pagan los trabajadores y pequeños empresarios vía impuestos, mientras éstos últimos viven en un capitalismo bien poco liberal. Saludos.

El Espantapájaros dijo...

Mariena:

Gracias por el comentario. Cuando tenga algo de tiempo, espero poder entrar a leer su espacio y sus artículos.

Un saludo.


Free:

Gracias, y antes de nada lamento carecer del tiempo necesario para dar una adecuada réplica a sus siempre interesantes escritos.

Respecto de su primera proposición, estoy de acuerdo en que atribuir la capacidad de realizar milagros económicos a un determinado partido es una sandez. Tampoco creo, por cierto, que los actuales líderes de la derecha vayan a salvar al mundo, si bien es verdad que confío más en ellos. Y también es innegable que crecimiento y prosperidad habría habido en España en los períodos citados con cualquier partido en el poder, lo mismo que crisis.

Pero sí tengo alguna discrepancia. La forma de administrar ese crecimiento, de aprovecharlo, ahi, he de señalarlo, sí aprecio diferencias. Con todas las carencias que se quiera, durante la época de Aznar se adoptaron decisiones bastante liberales, se puso orden en muchas materias (no sólo económicas, pero influyentes en la economía para bien), se contó con un ministro de Económía riguroso y, lo que es más importante, se produjo la entrada en el euro cumpliendo puntualmente todos los requisitos (lo que no era nada claro en 1996), cosa no baládí en términos de confianza y capacidad del país. Aquí se redujo el déficit, disminuyó la Deuda pública, bajó el paro y se hicieron presupuestos equilibrados y realistas. Todo ello gracias a buena coyuntura económica, sin duda, pero, para mí, con los socialistas no todo hubiese sido igual. No sólo es importante el progreso económico puro y duro.

Sé que podría ponerme muchos ejemplos de errores de tiempos del PP que han influido negativamente en la situación actual. Sin embargo, tal respuesta sería contradictoria en alguien que no confía en exceso en los partidos. Tampoco lo hago yo. Por eso creo que, dentro de sus posibilidades, el PP lo hizo bien y tiene ahí un buen crédito, pues dejó el país en buen estado de revista.

El Espantapájaros dijo...

Por supuesto, del origen de la crisis ya he hablado antes aquí, y prácticamente en el mismo sentido que usted comenta. "Tampoco el déficit es la causa de la crisis, sino más bien la materialización y la consecuencia de fijar la liquidez y el precio del dinero aleatoriamente y no atendiendo al mercado, de darle a la máquina de imprimir billetes y de la pérdida de la soberanía monetaria por parte de los Estados." Nadie achaca al déficit la entrada en crisis, pero es indiscutible que ahora mismo, en algunos países, no es un factor sano. Sólo discuto la última parte de su afirmación, pues los Estados han sido desde siempre manirrotos y siempre han echado mano de la acuñación de moneda, lo que no es justamente algo deseable. O sea, lo de perder la soberanía monetaria es como desvestir a un santo para vestir a otro. ¿De verdad podemos pensar seriamente que con la política monetaria en manos de Zapatero, sabiendo lo que ha hecho con la política fiscal y presupuestaria, estaríamos ahora mejor?

Al referirme a Grecia, tampoco quería centrarme en exclusiva en el campo de la crisis económica. Estaba hablando de valores y de actitudes. Así, he partido del comentario de dos casos protagonizados por ciudadanos de a pie, no de declaraciones de encorbatados o politicastros. Y pienso que esos ciudadanos estaban equivocados. Como usted bien dice, hay mucha indiferencia en la sociedad y, cuando no, mucha ignorancia aprovechada por los políticos.

Las prácticas irregulares griegas ya se estaban dando antes de la misma, y aquélla sólo las ha hecho insostenibles. La resistencia a la cura es lo que me sorprende, y me es indiferente que la pretenda llevar a cabo su Gobierno o los alemanes. La pérdida de sobernía es algo aquí accesorio. En cuanto a los intereses del rescate, está por ver que lleguen a satisfacerse algún día.

La mención "a la lucha de la gente por su soberanía como sucedió con la revolución americana, la revolución francesa, el 2 de mayo etc" es sin duda equivocada. Para empezar, porque no son revoluciones equiparables, aunque tengan como base, al menos teóricamente, la defensa de la soberanía. No creo que una buena manera de defender la soberanía, en este caso, sea lanzar fuego contra la policía, destruir bancos, desplegar la bandera comunista y resistirse a los necesarios sacrificios. Y si sequiere recuperar la bendita soberní y escapar de las garras del BCE, de Merkel o de unos presupuestos dignos de tal nombre, la solución, honestamente, no reside en hacer arder las calles, sino en promover una opinión pública que pida la salida de la UE. Es tan sencillo --y tan difícil-- como eso. Como ya he dicho muchas veces, la UE no es la panacea, pero los países que están en ella lo están por alguna razón y encima voluntariamente, y para estar ahí hay que cumplir compromisos y ajustarse a las reglas. A Grecia no la han obligado a entrar en la UE a punta de pistola.

El Espantapájaros dijo...

Finalmente, los funcionarios y sindicatos griegos tienen derecho a manifestarse, claro que sí, y a defender sus intereses. Pero en ese país las cosas han ido demasiado lejos. Mire, se trata de una cuestión de supervivencia. Había que salvar a Grecia, aun a la fuerza, de sus graves problemas. Cuando pase la tormenta, será el momento de hablar de soberanía.

Por lo demás, no creo que se les pida a los funcionarios que se inmolen por la patria. En España hubo que congelar los sueldos de los funcionarios y, a pesar de ello, no se hundió el Estado y supongo que no muchos murieron de hambre. Y lo dice un hijo de funcionarios que siente el mayor respeto por esa dedicación y que cree necesaria la existencia de un sector público con gente preparada y eficaz.

Melvin dijo...

Hola, Espantapajaros.

Sobre el segundo tema, quizás haya leído este artículo de Sowell, aunque, en caso contrario, se lo recomiendo:

http://historia.libertaddigital.com/a-vueltas-con-la-esclavitud-1276237753.html

Dice algo muy importante:

"Sólo el hecho de que Occidente fuera predominante hizo posible la erradicación de la esclavitud en numerosas sociedades no occidentales en la época del imperialismo occidental. Sin embargo, hay estadounidenses que se van a África a pedir perdón por la esclavitud; ¡a África, donde la esclavitud no está, ni mucho menos, erradicada!"

Siendo republicano de derechas sí que tiene, es verdad, la ventaja de que, siendo negro, no le pueden tachar de "racista".

Es lo que tienen estas teorías multicultis, están basadas en la autoinculpación de Occidente y en la más profunda de las ignoracias.

free dijo...

Espantapájaros, yo también lamento no disponer de más tiempo para profundizar más en nuestros debates de modo que intentaré sintetizar en mi contrarréplica. Veo que estamos de acuerdo en lo que respecta a los ciclos económicos. Efectivamente, el desarrollo de la economía habría sido prácticamente el mismo independientemente de qué siglas hubiesen hecho como que nos gobernaban ya que por mucha diferencia que haya entre unas técnicas de regadío y otras al fin y al cabo lo que hace que una cosecha sea abundante o escasa es la cantidad de agua aportada, y me temo que ni el PP ni el PSOE tienen a día de hoy la potestad de abrir o cerrar el grifo sino que esto depende del BCE por obra y gracia de la traición a la soberanía monetaria nacional llevada a cabo por nuestra farsacracia. Hasta ahí más o menos de acuerdo, pero mis discrepancia con usted comienzan cuando afirma que “La forma de administrar ese crecimiento, de aprovecharlo, ahí, he de señalarlo, sí aprecio diferencias.” Me temo que la cuestión no consiste en aprovechar mejor o peor el crecimiento provocado por una ola de crédito barato que provocó la burbuja inmobiliaria, sino simplemente en no haber provocado dicha ola. Si Aznar realmente hubiese sido un buen presidente liberal y no un muñegote de tres al cuarto habría evitado la pérdida de soberanía monetaria española y, en consecuencia, nunca habría permitido que se produjese la burbuja inmobiliaria y crediticia azuzada por un organismo eminentemente antiliberal como es el BCE. Lo que hace a un presidente admirable y liberal no es saber gestionar el crecimiento ficticio que a la larga va a acabar en catástrofe, sino no haberlo permitido nunca. Recuerde lo que comenté aquí con anterioridad: “Lo que no se puede hacer es generar crecimiento en una economía a través de medidas monetarias cuando esa economía no tiene realmente capacidad para materializar dicho crecimiento, porque entonces lo que sucede es que generas una burbuja que en función de las peculiaridades del país y del momento puede ser tecnológica, puntocom, de derivados, de tulipanes como en Holanda o inmobiliaria como la nuestra.” En el momento en que Aznar no evitó esto para mí queda desacreditado, por mucho que administrase bien un crecimiento ficticio que a la larga nos llevará por delante.

free dijo...

También afirma que “dentro de sus posibilidades, el PP lo hizo bien y tiene ahí un buen crédito, pues dejó el país en buen estado de revista.” y que “se produjo la entrada en el euro cumpliendo puntualmente todos los requisitos (lo que no era nada claro en 1996), cosa no baládí en términos de confianza y capacidad del país. Aquí se redujo el déficit, disminuyó la Deuda pública, bajó el paro y se hicieron presupuestos equilibrados y realistas.” Seguimos en las mismas, el PP lo habría hecho bien si no hubiese permitido que se diese al botón que daba inicio a la burbuja inmobiliaria y de crédito. Además la entrada en el euro está destrozando la economía española y el cumplimiento de los requisitos para la entrada en el mismo, así como la reducción del déficit, de la deuda y del paro no es cosa difícil cuando te están regando con semejante cantidad de millones que a la larga provocaría que a día de hoy estemos así.
También dice que “lo de perder la soberanía monetaria es como desvestir a un santo para vestir a otro. ¿De verdad podemos pensar seriamente que con la política monetaria en manos de Zapatero, sabiendo lo que ha hecho con la política fiscal y presupuestaria, estaríamos ahora mejor?“ Está equivocado, ya no es cuestión de Zapateros, Marianos o Pepiños, es cuestión de soberanía nacional. Efectivamente el señor Zapatero es un auténtico inútil y no seré yo quien discuta la escasa cualificación de semejante patán, pero no tengo ninguna duda a la hora de afirmar que un país que se ve despojado de su propia emisión de moneda y de su propio política monetaria es un país totalmente expuesto a cualquier peligro externo y ese país deja de ser soberano al instante. Cuando el sr. Jefferson hablaba sobre los bancos privados como emisores de moneda se refería a la Fed en tanto que emite dinero que presta al Estado a interés, es decir, que un Estado paga toneladas de millones en intereses a personas privadas. La emisión monetaria siempre debe ser soberana y este es un presupuesto indispensable para que un Estado lo sea. Infórmese al respecto, cambiará de parecer.

free dijo...

También habla usted de las prácticas irregulares de los griegos y demás males que acechan a los helenos y de que “Había que salvar a Grecia, aun a la fuerza, de sus graves problemas. Cuando pase la tormenta, será el momento de hablar de soberanía.” Asimismo afirma que “La resistencia a la cura es lo que me sorprende, y me es indiferente que la pretenda llevar a cabo su Gobierno o los alemanes.” Mucho me temo que no se está rescatando a Grecia sino que se la está ahogando más y se la está haciendo depender por completo de organismos internacionales de los que ya nunca podrá enajenarse. ¿Me puede decir quién va a salvar a Grecia? No me diga más, los mismos que la han llevado a esta situación. ¿Y cómo? Pues igual que la han llevado a esta situación, con más cientos de miles de millones de euros que tendrá que devolver con más intereses. Es decir, que la solución es la misma que la causa. A eso se resisten los griegos honrosamente. Serán unos vagos, unos corruptos, unos tramposos o lo que usted quiera pero ese es un problema interno que deben resolver ellos desde su soberanía. Lo que no se puede es quitar la soberanía a un estado, inflarlo a crédito, y cuando no puede devolverlo intervenirlos y salvarlos a base de la misma medicina que les ha provocado la crisis. Y no se crea que para España es diferente. Si mañana ve a ZP anunciando recortes eso significa que el rescate (encubierto) se ha producido y que ZP está empezando a aplicar las cláusulas condicionantes que destrozarán nuestra soberanía y nuestra clase media. Y si no hay recortes será que los tenemos agarrados por ahí abajo como nos tiene agarrados a nosotros el sistema financiero, es decir, simplemente no nos pueden dejar quebrar y nos tienen que sujetar para que no echemos abajo todo el chiringuito. Esta última opción sería la releche. Y respecto a que nadie nos puso una pistola para entrar en la UE, ay amigo, no imagina cómo funcionan las cosas, lo vendidos que están nuestros políticos y periodistas y lo idiota que es la gente. Con esos tres ingredientes se lo digo todo. Entrar se iba a entrar por narices, por encima de la campana gorda. ¿Se imagina la pregunta del referéndum? “¿Quiere que España sea Uropa?” Todo ello aderezado por los dos grandes partidos de nuestra robocracia a través de eslóganes como “somos Uropa” y demás. Me da la risa sólo pensarlo. Supongo que puede leer entre líneas. Un saludo.

free dijo...

Se lo dije Espantapájaros, y no imagina cuánto lamento estar en lo cierto. Mariano dice: "han tenido que dictarnos las normas y los recortes desde fuera"... “y que sepa la gente que esto es lo que viene a partir de ahora" Que sí Mariano, que ya sabemos a quién os habéis vendido los del PPSOE de igual modo que sabíamos quiénes iban a acabar pagando la factura de la borrachera de millones que nos metieron precisamente con este objetivo. La diferencia entre Grecia y España es la sociedad; mientras que la griega es una sociedad combativa y, por muy corrupta que sea, entiende el concepto y la esencia de la democracia, la española es una sociedad con escasa cultura democrática, acostumbrada a ser gobernada por reyezuelos durante siglos. España es un país de jubilados, sin una sociedad civil fuerte e industrial, de apesebrados, con una juventud caprichosa y borracha. El pueblo griego nos ha dado una lección, aunque de nada sirviese intentaron revelarse mientras que los españoles no sólo no nos revelamos sino que algunos se untan la vaselina gustosamente ellos solos esperando lo que venga. Espantapájaros es una pena que la gente inteligente se deje engañar así y caiga en el oficialismo de la izquierda-derecha. Es una pena que nos rindamos de antemano. Pobre España, una vez más traicionada, una vez más ignorante…

Alfredo dijo...

Primero, Espantapájaros: comparto absolutamente todo de su artículo sobre las relaciones raciales y el África -- con el mismo espíritu de hecho. Me ha gustado mucho la conclusión. Hacen falta más artículos así.

Luego voy a pasarme por aquí y enredarme con los argumentos de Free, como suelo hacer, porque free tiene la mala costumbre de analizar bien un problema para luego sacar conclusiones equívocas y peligrosas. Ahora mismo no dispongo de tiempo pero está interesante el debate que free abre siempre, aunque larguísimo.

Un saludo

free dijo...

Desde luego que está interesante el debate Alfredo, está nada más y nada menos que nuestra soberanía y nuestra libertad en juego. Será interesante conocer sus concienzudos puntos de vista, aunque no suela compartirlos. Por cierto, cuando tenga tiempo y lleve a cabo su exposición no se olvide de responderme a una pregunta: dice que “free tiene la mala costumbre de analizar bien un problema para luego sacar conclusiones equívocas y peligrosas” Y bien, ¿Para quién sería equivocadas y peligrosas mis conclusiones? Lo digo porque yo pienso que más bien son peligrosas para esta farsa de democracia que algunos pretenden creerse. Por cierto, parece que ya hemos sido ”rescatados” por si alguien no se había dado cuenta. Un saludo

El Espantapájaros dijo...

Melvin:

Gracias por el comentario y las referencias. Desde luego, hay que mirar al pasado con ojos críticos, pero desechar desde ya esa pretensión de valorarlo todo con la perspectiva actual y sus enormes complejos.

El Espantapájaros dijo...

Free:

Comparto alguno de sus puntos de vista y le agradezco la profundidad que aporta a este debate. Estoy de acuerdo en su diagnóstico sobre el origen de la crisis y en sus críticas a las visiones que dicen que la política lo puede todo. Quiero hacer uns últimas aclaraciones:

1) El crecimiento económico lo es, y punto. La fuente del mismo es indiferente, al menos en lo que se puede hacer a ese respecto, porque la verdad es que las crisis son más bien imprevisibles. ¿Quién creía que podría quebrar Lehman Brothers, que tenía la máxima calificación de las agencias de "rating"? Y mucho menos es ficticio ese crecimiento, a lo sumo podrá temporal. Otra cosa serán las pérdidas y las contracciones futuras. No debe caer en la trampa de una economía sostenible o del fin de los ciclos.

2) Usted afirma que lo que hace a un "presidente admirable y liberal no es saber gestionar el crecimiento ficticio que a la larga va a acabar en catástrofe, sino no haberlo permitido nunca". ¡Mucho pide! Esa idea de no permitir un crecimiento desborda con mucho las posibilidades, a mi juicio, de que dispone un gobernante, al menos uno que no pretende ejecutar una economía planificada. ¿Qué debería haber hecho Aznar, según usted? Yo no tengo tanta fe en los políticos como para encomendarles que me salven por completo de una crisis económica, y no puedo pretender que la anticipen con tanto tiempo; sólo es deseable que sepan tratarla, en la medida de lo posible, y emplear bien las medidas anticíclicas a su disposición.

El Espantapájaros dijo...

3) Ya sé que hubo muchas advertencias sobre burbujas inmobiliarias y demás. Pero, de nuevo, es difícil saber qué hubiese sido lo correcto en términos de decisiones económicas. En los años de Aznar se bajaron los impuestos, aumentó la recaudación, empero, y eso determinó más dinero en manos privadas. ¿Para usted, es incorrecta esa política por hacer posible más tomas de decisiones de los particulares? Al fin y al cabo, usted puede fijarse en el enorme endeudamiento privado que hay en España, o en el hecho de la infinidad de hipotecas que se han ejecutado por los bancos, para concluir que la gente, voluntariamente, ha estado viviendo por encima de sus posibilidades, y eso es casi inevitable. Ahora bien, en ese punto estoy de acuerdo en que los bancos centrales, con su política de tipos de interés artificialmente bajos y dinero barato, en suma, fomentaron esa tendencia y la exacerbaron, y ahí fallaron entidades bancarias, reguladores y bancos centrales. Hay concurrencia de culpas. Y ningún partido tiene varitas mágicas, ya se sabe, pero me resisto a caer en el pesimismo de "todos los políticos son iguales".

El Espantapájaros dijo...

4) Mire, en sus últimos escritos es palmario que usted parte de lo que en Hacienda Pública se denomina un enfoque normativo, es decir, usted habla de lo que debería ser; en cambio, yo adopto un enfoque positivo, y me refiero a lo que es. Y la realidad es la siguiente: una UE, un BCE, etcétera. Con esto hay que lidiar. Y a mí también me gustaría poder ponerme idealista, con los griegos, y pedir que no hubiese bancos centrales, o romántico, y rechazar un rescate en aras de la soberanía y la moral de los derrotados. Pero todo eso pertenece al mundo de las fantasías y hay que dejar de discutir sobre diagnósticos idealistas y pasar a la acción, sobre todo porque no está el horno para discusiones bizantinas. Pero quién sabe, los alemanes, al parecer, quieren acabar con el BCE. Bienvenido sea. Es cierto que el rescate a Grecia ha puesto de manifiesto que hay dudas sobre la viabilidad y la supervivencia de la unión momentaria. Habrá que discutirlo. Pero espero que la negociación no la lleven los sindicatos griegos lanzando fuego a los antidisturbios. Es decir, acepto que pueda haber reformas a mejor, que se cuestionen los poderes establecidos en cualquier contexto y que se aporten ideas nuevas, pero con respeto al orden público y, sobre todo, al sentido común. Poner como ejemplo a seguir las revueltas griegas no es el camino más correcto. ¡Y menos en ese país!

Sobre la UE en general, es lo mismo de siempre. Quizá de no estar en ella, seríamos ahora tan felices como los británicos, y podríamos elegir un Jefe de Gobierno poco favorable a la Unión, y quizá fuese todo fantástico y en España podríamos levantarnos todos los días y, al estilo de lo de "Si ellos tienen UNO, nosotros tenemos dos", mirar con desprecio a la infausta UE, refugio de burócratas, de derrochadores, antidemocrática, etc. Pero, de nuevo, le insto a volver a la realidad. Y quien quiera enfrentarse a la UE, tiene un camino fácil, aparte del de la libertad de expresión, claro está: que funde un partido que incluya ese punto en su programa y ya se verá el éxito que acumula. Y lo digo en serio, porque vienen tiempos en que se va a cuestionar a la UE, y con razón.

5) Por último, ya ha llegado a España la hora de la verdad. Presionado por todos (no sólo por la UE), Zapatero ha decidido hacer reformas y limpiar, depurar, por fin, a fondo, el sector público. Sin duda, porque no tuvo el coraje de liberal de haber dejado que la crisis desarrollara todos sus efectos. La intervención ha sido excesiva, inútil y ahora hay que pagarla.

El recorte tal y como se ha concebido va a ser duro y, probablemente, muy necesario. Había que reducir el gasto público sí o sí. Los funcionarios van a ver reducido su sueldo y luego congelado, un sacrificio aceptable. Pero con condiciones. Con controles sobre el sector público y su actividad. Aquí se han desmadrado mucho las cosas, especialente en las CCAA. No se va a poder derrochar, ni subvencionar estupideces, ni nada de nada. Y también hay que realizar una reforma fiscal seria y luchar contra el fraude. Porque los funcionarios, como es evidente, nunca perciben dinero negro que no declaran a Hacienda, pero en el sector privado sí hay de eso, y mucho, y es necesario poner orden. Y hacerlo con racionalidad y sin caer en demagogias de subidas de impuestos a las rentas altas (¿?) y luchas a brazo partido contra especuladores y bancos cuando resulta que se aprobaron brutales planes de rescate para sostenerlos.

Por lo demás, dejaré que, en adelante, si hay más respuestas, sea Alfredo el que replique, porque confío en su criterio.

Alfredo dijo...

Bueno, como veo que el Espantapájaros ha contestado ampliamente a todo, si ven ustedes que le repito algo a free, pido disculpas: no he leído todo lo que ha respondido espantapájaros por falta de tiempo pero sé que va más o menos en mi línea.

Estoy completamente de acuerdo con free sobre el tema del burbujismo y los bancos centrales: decir que lo que hubo en los últimos años ha sido liberalismo es falso y un engaño: el liberalismo real defiende una moneda fuerte, con tipos de intereses aceptables y controla férreamente la inflación. En realidad, aunque suene duro, ya hacía tiempo que España debería haber estado en recesión.

También comparto, y esto lo sabe bien espantapájaros, el sano euroescepticismo de free -- sin lugar a dudas, ha sido una pérdida de soberanía como advirtió la Dama de Hierro y se la cargaron por decir la pura verdad.

Lo que no puedo compartir, ni compartiré, son esos comentarios positivistas sobre los ciudadanos griegos.

Los griegos, guste o no, como los españoles y el resto de implicados, entraron voluntariamente a la Unión Monetaria y hasta ahora, somos o éramos algunos de los países más europeístas, si cabe: cuando uno firma o decide ser parte de un pacto o contrato, lo siento free, pero hay que pagar las consecuencias.

¿Acaso le sorprende, free, acaso no es sorprendente la cantidad de coches de lujo y tiendas de lujo en países con unos sueldos africanos como Grecia y España y mucho paro?

CONTINUA

Alfredo dijo...

Llevamos años y años viviendo POR ENCIMA de lo que producimos como países. Aquí, hasta hoy, los funcionarios, con perdón a los hijos de funcionarios, eran una clase intocable de trabajadores. Todos los años, al más mínimo toque de atención, amenazaban y ahí les subían el sueldo.

Todo esto en un país claramente en bancarrota moral y económica desde hace tiempo -- tanto Grecia como España. Todo lo que nos hemos gastado, como país, ha sido con dinero prestado: no free -- no puedo sentir lástima ante una ciudadanía que estúpidamente se ha tragado cada una de las mentiras de sus políticos, sean del PP o de PSOE o de LAOS o de Kazmandú.

Y sin embargo, la población ha seguido aceptando cheques bebé, y más pasta ajena.

Todo esto siempre fue inevitable: los deudores siempre tienen que pagar lo que deben.

Fíjese en la "educación", ajem, pública española: sabemos, y usted lo sabe muy bien porque usted no es ningún tonto, que los chavales van al cole hasta que tienen 18 o incluso lo dejan antes, a pastar y si tienen la bendición de tener una familia decente con suficiente dinero (algo cada vez más raro en España, tanto moral y económicamente), acuden a centros privados de formación extra para compensar la pérdida de tiempo que supone el colegio español.

Grecia, como país, todavía tiene el servicio militar obligatorio, ¿por qué? Es un país pobre, insignificante, casi en el Oriente. Tiene F-16s ¿por qué?
Hace poco habían negociado comprar submarinos, ¿por qué? ¿Acaso no les vale la OTAN? Es normal culpar a las "élites" del FMI y a los "ricos" -- pero ni en Grecia ni en España hay mucha "élite" realmente y la mayoría vive fuera. Si los griegos quieren servicios sociales, tendrán que pagarlo con impuestos.

CONTINÚA

Alfredo dijo...

Es cierto que los griegos, como país, han sido y son de los más identitarios en Europa: y comparto lo que ud dice sobre la sociedad española -- nada que añadir a eso. Pero lo siento, yo no puedo ver esas revueltas populares como "esperanza" de nada: ¿usted sinceramente preferiría, siendo ud liberal, reemplazar lo poco de "liberal" que tiene la Unión Monetaria con lo que muy posiblemente sería la alternativa si estos manifestantes se salen con la suya? Créame que ahí no hay liberales en esas revueltas callejeras ni mucho menos puede ser una esperanza que salgan jovenzuelos aburridos, en su mayoría, con bufanda palestina, a destrozar la propiedad privada en el nombre de los "malvados banqueros".

Me temo que comentarios como:

"Y también pido respeto para los funcionarios griegos ya que, aunque para nada defiendo el exceso de funcionarios y las jubilaciones a los 40 años, dichos indignos servidores públicos son necesarios para sostener un Estado liberal"

son desafortunados. No sé qué tiene de "liberal" tener a una gran cantidad de vagos trabajando del erario público. Ciertamente hay funcionarios que son necesarios, pero no llegan a la mitad y precisamente los que más están poniendo el grito en el cielo son los que no sirven para nada.

Es muy bonito ser idealista sobre Grecia y cualquiera diría que usted, por sus comentarios, tiene alguna conexión sanguínea o nacional con Grecia: oiga, yo cuando era más joven, me ilusionaba también con la idea de la unión mediterránea porque ciertamente somos parecidos y muy "guapos" -- eso dicen los anglosajones de nosotros, pero le voy a decir una cosa que quizá no le guste: cuando pase el tiempo, los griegos se calmarán porque son muy explosivos. Lo cierto es que no hay alternativa y con el tiempo, los "manifestantes" esos tan preocupados por la "soberanía", je, eso sí, cuando no corre la pasta, se retirarán: tienen la batalla perdida. Si la cuestión es la UE, pues que se reforme o que se vote por salir de ella. Dudo mucho, muchísimo, que los griegos y españoles, aunque deberían hacerlo, hagan eso: por mí, encantado, pero no tengo ese idealismo sobre nuestras ciudadanías. En nuestros países greco-latinos la gente ladra mucho pero muerde poco. Así son las cosas y así es la historia de nuestras naciones -- ud mismo lo sabe y lo reconoce -- somos una sociedad pasiva. Yo no, ni usted, ni espantapájaros, pero no somos la mayoría.

Por último, ud me pregunta:

"¿Para quién sería equivocadas y peligrosas mis conclusiones?"

Son equivocadas porque asumen o suponen, mejor dicho, una realidad del futuro que no puede ser porque la realidad social, desgraciadamente, no lo avala. ¿Peligrosas para quién? No, peligrosas no para nadie: peligrosas porque es mejor argumentar sobre la realidad de los hechos. A mí también me gusta mucho soñar, créamelo, y mi sueño sería salir de la UE y recuperar soberanía. Pero, no es así: formamos parte del tinglado y no hay ningún indicio de que eso vaya a cambiar por voluntad popular.

Saludos free

free dijo...

Bien, vistas sus alegaciones y mis planteamientos, y dado que no dispongo de mucho tiempo, únicamente me gustaría resumir a grandes rasgos los puntos en que todos coincidimos y añadir un par de matices a mis planteamientos:
1. En primer lugar es un hecho notorio que la política de los Bancos Centrales con su fijación artificial del precio del dinero y su tendencia a darle a la máquina de papel así como el maldito tinglado del euro han contribuido en buena medida a nuestro desastre nacional. Parece claro que la soberanía monetaria debe recaer en los Estados soberanos los cuales son quienes, a su vez, deben emitir la moneda directamente y sin intermediarios antidemocráticos y antiliberales. Las palabras de Jefferson y Tatcher son por lo tanto ciertas. Y por cierto, confirmo lo mismo que Alfredo, tales afirmaciones fueron el motivo de que La dama de hierro acabara así. Creo que por algún motivo el tinglado de la UE no se puede cuestionar.
2. Tampoco podemos eximir de su parte de culpa a las circunstancias nacionales como por ejemplo tener que sostener un entramado institucional por partida triple: local, autonómica y estatal, con el consiguiente despilfarro de millones que esto supone. Por no olvidarnos de las toneladas de millones malgastados vilmente en sindicatos, patronal, cajas de ahorros (lo de éstas es vergonzoso), televisiones autonómicas, políticos, coches oficiales, artistas varios etc.
3. Ya que de la situación comentada en el punto 2 PP y PSOE son responsables solidarios, ambos son culpables de la situación actual de España, ya sea por acción o por omisión. Ambos nos han vendido a Europa, han permitido el tsunami crediticio y han malgastado y derrochado millones por doquier en sus respectivos reinos de taifas. Los plazos en que cada uno de ellos ha gobernado no son más que una mera anécdota. Y aunque diga Espantapájaros que los del PP son mejores gestores, eso está por ver, viendo la deuda del ayuntamiento de Madrid o tasas de paro como las de la C. Valenciana o Murcia, muy parejas a las de CCAA gobernadas por los casposos del PSOE.

free dijo...

Sin embargo debo matizar ciertas cosas.
1. Dice Alfredo que “cuando uno firma o decide ser parte de un pacto o contrato, lo siento free, pero hay que pagar las consecuencias.” Me temo que ese argumento pierde solidez cuando son los políticos quienes toman esas decisiones o cuando las tiene que tomar la gente sin que se le haya informado convenientemente de lo que realmente conllevan sus decisiones. De lo contrario Alfredo y Espantapájaros, ustedes deberían saber que existe un vicio en uno de los elementos del contrato.
2. También comenta Alfredo: “Todo esto en un país claramente en bancarrota moral y económica desde hace tiempo -- tanto Grecia como España. Todo lo que nos hemos gastado, como país, ha sido con dinero prestado: no free -- no puedo sentir lástima ante una ciudadanía que estúpidamente se ha tragado cada una de las mentiras de sus políticos, sean del PP o de PSOE”. Así es Alfredo, sin embargo también es uno de los presupuestos del liberalismo que cada cual asuma su culpa y sus responsabilidades así que algo falla en nuestro sistema cuando pagan justos por pecadores y las culpas las acabamos pagando todos. Aquí algo debe cambiar y de hecho llevo tiempo defendiendo que no es aplicable al siglo XXI el sistema parlamentarista actual surgido en el s. XVIII.
3. ¿usted sinceramente preferiría, siendo ud liberal, reemplazar lo poco de "liberal" que tiene la Unión Monetaria con lo que muy posiblemente sería la alternativa si estos manifestantes se salen con la suya? Mi respuesta es no, pero el problema es ese precisamente, tener que escoger entre lo malo y lo menos malo. En mis anteriores argumentaciones yo no he defendido a los manifestantes griegos ni simpatizo con el KKE, ni mucho menos corre sangre por mi venas que no sea española, sin embargo cuestionar al mensajero no implica desechar el mensaje. Sigo pensando que el mensaje en sí, es decir, plegarse a las exigencias de la unión monetaria y perder soberanía es un error. Y por muy criticables que sean los griegos con palestino, y sin defenderlos yo nunca, al menos ellos se dan cuenta de lo que aquí nadie parece darse. Aquí la sociedad está adormecida y quienes mecen la cuna son partidos y prensa oficial.

free dijo...

4. Respecto a los funcionarios más de lo mismo. No pueden pagar justos por pecadores porque así se empobrecerá toda la sociedad. Lo que han hecho TODOS los partidos es vergonzante, enchufando a diestro y siniestro en Ayuntamientos, CCAA y cajas de ahorros a ordas de estómagos agradecidos sin cualificar. Y cuando toca pagar la factura quienes más ven reducir su sueldo son jueces, secretarios judiciales, interventores, médicos, inspectores y demás funcionarios de carrera que han obtenido un puesto necesario tras superar unas duras oposiciones y que son quienes más sueldo ganan. ¿Qué aliciente tendrá un buen oncólogo español para seguir trabajando aquí por 2400 € al mes? ¿O un buen juez para trabajar por ese mismo sueldo cuando puede forrarse en Garrigues? No sé si me explico. Son esos funcionarios los que son necesarios, los de carrera, los que han hecho méritos y los que hacen funcionar un país liberal sin que caiga en la anarquía. Ahora bien, en cuanto a los otros estoy con usted, hay que hacer limpieza YA. Supongo que ustedes estarán al tanto de lo que sucede en algunas cajas regionales o ayuntamientos donde campan a sus anchas enchufados sin cualificar llegando a tal el número que hay 20 para hacer el trabajo de 4 así que en horas de trabajo juegan a la baraja. O en los ayuntamientos cuando hay una moción de censura y el saliente lo último que hacer es firmar contratos de enchufados a los que hay que añadir los que trae el nuevo sin poder echar a los anteriores. Reforma de la función pública YA, y que sólo se puede ser empleado público tras haber superado unas oposiciones transparentes como el agua. Funcionariado de carrera SÍ, funcionariado enchufado y a dedo NO.
5. “En nuestros países greco-latinos la gente ladra mucho pero muerde poco. Así son las cosas y así es la historia de nuestras naciones -- ud mismo lo sabe y lo reconoce -- somos una sociedad pasiva. Yo no, ni usted, ni espantapájaros, pero no somos la mayoría.” En eso debo darle toda la razón. Yo no puedo vivir desinformado y lo que veo en la sociedad y aquí comento con ustedes hace que me hierva la sangre. El problema es que la mayoría vive feliz en la ignorancia viendo basura en la tv y metiendo el cacillo en un guiso para 500 financiado por la concejalía de estómagos agradecidos. En fin, un saludo.

Alfredo dijo...

“Me temo que ese argumento pierde solidez cuando son los políticos quienes toman esas decisiones o cuando las tiene que tomar la gente sin que se le haya informado convenientemente de lo que realmente conllevan sus decisiones. De lo contrario Alfredo y Espantapájaros, ustedes deberían saber que existe un vicio en uno de los elementos del contrato.”
Estamos en el siglo XXI y hoy no hay ningún pretexto de parte de la ciudadanía para decir “ohh es que yo no sabía nada”. Está la red, están los periódicos y la gente decidió libremente no querer informarse. Muchos advertimos del peligro que suponía entrar en la UE y sobre todo, en la Unión Monetaria – yo me hubiera quedado satisfecho con una moneda común, lo cual no significa moneda única – podríamos habernos quedado con un sistema paralelo. Otros países le dieron un toque de atención a España, y fuimos el primer país, en, por ejemplo, votar sí a la diabólica Constitución Europea: los primeros free…cuando incluso estaba claro el rechazo de Francia o Irlanda. Los políticos que toman esas decisiones han sido elegidos democráticamente por “el pueblo soberano”.

“Sin embargo también es uno de los presupuestos del liberalismo que cada cual asuma su culpa y sus responsabilidades así que algo falla en nuestro sistema cuando pagan justos por pecadores y las culpas las acabamos pagando todos. Aquí algo debe cambiar y de hecho llevo tiempo defendiendo que no es aplicable al siglo XXI el sistema parlamentarista actual surgido en el s. XVIII.”
Bueno lo del sistema parlamentario se podría discutir, ciertamente – antiguamente las políticas eran llevadas a cabo por caballeros y por el sistema del voto censitario – lo cual “saneaba” un poco que la gente de menor CI pudiera votar. Estoy de acuerdo en que pagan justos por pecadores, pero sólo en parte: la mayoría, todos, hemos tenido acceso a unos sueldos, por ejemplo, muy por encima de lo que producimos y eso nos ha repercutido a casi todos.

Estoy de acuerdo en que la sociedad española lleva tiempo dormida, pero insisto: esas deudas que tienen los países como España o Grecia con el FMI y demás organismos se debe precisamente a que parece que hay una doble moral en mucha gente: cuando me das pasta y robo como me dé la gana, olé a la UE y a la pérdida de soberanía – cuando no me salen bien las cosas, ES QUE LA SOBERANIA. Sí, claro que la cuestión fundamental es esa, pero la gente en su mayoría es soberanamente idiota siempre.
De acuerdo con defender ese sector de funcionarios que ud menciona: yo no soy ningún ancap y sí creo en gobiernos fuertes pero limitados y esos son necesarios, por supuesto. Es una cuestión importante pero de hecho, está en sus manos rebelarse si ven que las medidas solo se aplican a ellos.
“Funcionariado de carrera SÍ, funcionariado enchufado y a dedo NO.”
Totalmente de acuerdo aquí free. Y también que los resultados de esos exámenes sean cosa pública, con libre acceso para la ciudadanía que lo pagamos.

Saludos