Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, mayo 02, 2010

NUAFRAGIO ESPAÑOL Y ELECCIONES EN REINO UNIDO

Tras el anuncio de la rebaja de la solvencia de España realizado por Standard & Poor’s, hay que empezar a preocuparse y dejar de tapar la realidad: el resultado inmediato será que la Deuda pública del Reino de España va a adquirirse a un interés más elevado, lo que aumenta los riesgos de volverla explosiva si no se produce un rápido crecimiento económico; aparte, los inversores, en general, van a desconfiar más.

Así las cosas, el Gobierno socialista, en lugar de desacreditar al mensajero, debería atender mejor a los mercados e iniciar las reformas pertinentes, reformas que no se limitan a unos cuantos recortes superficiales. Mas hay demasiada frivolidad e incompetencia en el ambiente. No puede ser, en esta España de casi cinco millones de parados y un galopante déficit público, que el presidente del Gobierno esté desaparecido, que el infame Garzón siga ocupando portadas y que el tema de debate en el Senado sea cómo transformarlo en una Torre de Babel moderna.

Buscando respuestas y alternativas en el exterior --o quizá tan sólo una dosis de consuelo--, he seguido la campaña electoral británica, pues en las islas, salvando las distancias, la situación es próxima a la de España Allí se celebran elecciones el jueves que viene. Mi preferencia, como es lógico, está con los conservadores y su líder, David Cameron, que a pesar de que se me antoja sumamente relamido y pringoso y de que su Partido Conservador ya no es lo que era, es un hombre solvente que sabrá cómo poner orden en su país.

Gordon Brown ha sido víctima de demasiados errores, ocurrencias y del desgaste del laborismo tras trece largos años en el poder. La mala fortuna se ha cebado con él, y lo último ha sido el escándalo de la bigoted woman. El tercer y último debate televisado lo ganó Cameron, pero me niego a creer que Brown quedase en tercer lugar, ya que Nick Clegg no tenía ni idea de economía. El liberal-demócrata, tan alabado, es, para mí, un tipo extraño y disparatado, un extraterrestre.

El turbio y tozudo Brown carece de cualquier atractivo ante las cámaras y no es un joven brillante y simpático. Probablemente, esté desfasado y merezca la derrota por su atormentada gestión. Con todo, se le pueden reconocer cualidades, como la de ser un trabajador infatigable o un buen conocedor de la economía de su país, lo que le diferencia del Zapatero que nos ha caído en suerte aquí.

Mucho se ha hablado en Reino Unido de la mediocridad de sus candidatos o del desinterés por la política, pero es porque no conocen España. Allí pronto van a salir del bache en el que se encuentran. En España, seguimos asistiendo a nuestro naufragio.

7 comentarios:

Alfredo dijo...

Hay 3 cosas que los liberal-conservadores no pueden ser:

1. No puede ser un comunista, ni simpatizar con el socialismo en ninguna de sus vertientes.

2. No puede ser un hombre veleta, que cambia dependiendo de cómo huelan los aires.

3. No puede ser neutral: tiene que tener coraje sin tregua para defender nuestros principios.

Si uno no es luchador nato, no se es liberal-conservador, pues somos "fundamentalistas" o preservacionistas en nuestros planteamientos.

No obstante, Cameron es el mejor entre los 3, pues aunque no sea un Thatcher, por su desgracia, al menos tiene ese origen y creeme espantapájaros, hay cosas que uno no olvida nunca y las lleva en la sangre.

Así pues: Cameron '10. Por el bien de su país y en parte, de Europa.

Melvin dijo...

Si yo fuera británico también votaría a Cameron, sin duda, aunque tiene mucha razón Alfredo en los tres principios primordiales que ha señalado para definirse como liberal-conservador. Aquí, Rajoy tampoco es ni de lejos un liberal-conservador y, aún así, es un mal menor al lado del abismo al que nos lleva ZP.

Cuando se defienden las ideas que más libertad, bienestar y prosperidad han expandido por el mundo no hay que tener miedo.

Ya no hay ni una Thatcher, ni un Reagan, ni un Bush ni un Aznar en la política, pero Cameron es mejor que nada y la opción menos mala para el Reino Unido. Que Dios ilumine la labor de los tories si llegan al gobierno finalmente.

free dijo...

Con la opinión aquí expuesta sobre las cuestiones económicas me quedo únicamente con una parte mientras que rechazo el resto.
Me quedo con la idea de la frivolidad que comenta Espantapájaros en tanto que parece que aquí no pasa nada cuando lo que realmente está sucediendo es de órdago, y nada en comparación con lo que queda por venir, créanme. Se nos está contando en los medios “oficiales” (ya sean del PP o del PSOE) que si los trajes de Camps, que si los muertos de hace 70 años, que si los toros, que si Cospedal dice esto y Pepiño lo otro y majaderías del mismo corte, ya saben. Por no hablar ya de que el 92% de un telediario es una lamentable crónica de sucesos: un motorista que se queja de que los coches le pitan, una pobre abuela cadáver por culpa de una bombona de butano, lo caras que están las guarderías, las señales que están borratajeadas, el fresquito que hace para estar ya entrado mayo, abortos sí, abortos no… Da la sensación de que nos están tomando el pelo, es más, de hecho lo están haciendo. No son pocas las veces que he advertido desde aquí que la palabra “democracia” se está vaciando totalmente de contenido y que la inmensa mayoría de la gente está muy feliz en su casa pensando que estamos en una democracia porque cada 5 años echamos un papelajo en una urna y elegimos al hombre de paja que nos va a “gobernar” un lustro. Nada más lejos de la realidad, esto no es una democracia, sino una robocracia, un teatro para tener entretenidos a los puristas inteligentes y desviar su atención, ya que el resto de la población vive en la imbecilidad y no hace falta ni desviar una atención que ya tienen desviada por naturaleza. Pero ya debatiremos un día sobre eso largo y tendido. CONTINUACIÓN

free dijo...

CONTINUACIÓN Por otra parte estoy totalmente en contra de la idea de identificar al PSOE con crisis y al PP con crecimiento. La simple idea produce carcajadas. PP y PSOE son dos caras de la misma moneda y lo que no se puede hacer es llevar a cabo un análisis sesgado, miope y cortoplacista de los datos económicos para ajustarlos a nuestras ideas partidistas. De hecho si el PSOE hubiese gobernado desde 1996 hasta 2004 en ese periodo la economía parecería que hubiese ido como un tiro y se habría hablado del “milagro español” como se habló del gobierno de Aznar. Y si el PP hubiese gobernado desde 2004 hasta 2010 en que nos encontramos parecería que son unos incompetentes y que han tirado por la borda el supuesto “milagro español” de los “socialistas” que comentaba con anterioridad. Pero como los plazos han coincidido del revés pues los del PP son los del milagro y los del PSOE los inútiles. Y diciendo esto no estoy pretendiendo en absoluto defender al PSOE y criticar al PP, ni justificar al injustificable gobierno actual sino únicamente poner los puntos sobre las íes y despolitizar el debate económico. Es más, si conseguimos parar esta locura antes de 2012 les aseguro que no votaré a nadie. O mejor aún, imagínense que las cosas siguen como han ido hasta ahora y nada de lo que va a suceder con la economía sucediese de aquí a 2012 y el tomate comenzase en 2017; pues en ese caso tampoco votaría ni al PP ni al PSOE porque son auténticamente patéticos ambos, y me dan igual Marianos, que ZP’s que SuperEspes (de eso hablaré más tarde) Pero vayamos a lo importante. CONTINUACIÓN

free dijo...

CONTINUACIÓN Como les comentaba los gobiernos del PP y del PSOE son responsable solidarios de la crisis actual y el orden de los factores no hubiese alterado el producto. Actualmente España está gobernada en la práctica por un partido único con dos facciones que se diferencian por gilipolleces como la memoria histórica, los crucifijos… para que cada cual se sienta identificado con una u otra y no veamos la realidad tal cual es, desprovista del sectarismo y del juego ideológico. La actual crisis económica tiene su origen en el crédito fácil y la excesiva liquidez que aportó al sistema unos reducidos tipos de interés fijados por el BCE al margen del mercado de la oferta y la demanda monetaria (eso de liberal tiene cero) para permitir, entre otras cosas, a los PIGS entrar en la basura del euro. Dicha orgía crediticia se canalizó en España a través de la burbuja inmobiliaria, verdadera causante del “milagro español” de Aznar. Dicha burbuja empezó a pinchar en 2008, motivo por el cual durante los 3 o 4 primeros años del gobierno zapateril el “crecimiento” tampoco fue desdeñable. Sin embargo a partir de entonces la economía se estancó y a partir de entonces hubo que empezar a hacer frente, a mayores, a los vencimientos de la deuda española con uno de los supuestos motores estropeados. A esto hay que añadirle que para pagar la deuda se pedía más deuda que había que devolver con intereses, lo cual generaba más deuda que había que pagar a su vez pidiendo más deuda con más intereses. Y es que resulta que el ex -soberano estado español también se ha visto despojado de la soberanía monetaria (no emite su propio dinero) y nunca jamás la recuperará. Tampoco nos podemos olvidar de las repercusiones que tiene para una economía débil como la nuestra tener una moneda fuerte, porque entonces sucede lo mismo que en Argentina cuando tenía paridad con el dólar, es decir, que cada vez se empobrece más a nivel interno. CONTINUACIÓN

free dijo...

CONTINUACIÓN No se engañen por favor, el PP y el PSOE son la misma cosa y ambos han traicionado la soberanía española. Más tarde o más temprano esto se hunde y en España no tenemos capacidad social para hacer frente a esto ya que los dos grandes partidos están vendidos y sus sectarios y votantes ciegos con ellos. La sociedad está adormecida: con la tercera edad no se puede contar porque ya no están para estas cosas, los adultos están hasta el cuello de gastos y politizados hasta la nausea y la juventud podrida en alcohol y caprichos. En España se ha desmontado la sociedad civil y con ella la única esperanza que nos quedaba una vez comprobado que la clase política está vendida. No se engañen, repito, si se piensan que Aznar o superEspe son liberales están confundidos, igual que si se piensan que ZP y Pepiño son socialistas. Aznar nos metió en el Euro igual que Zp no ha hecho nada para devolvernos nuestra soberanía. Y Esperanza Aguirre, la “esperanza” (valga la redundancia) del liberalismo antiliberal español es una nube de humo más, aparte de una populachera y una folclorera. Y en el PSOE prefiero no entrar a analizar. En España hace falta SOBERANÍA Y LIBERTAD y eso no nos lo van a dar ni el PP ni el PSOE. España debe salir del Euro YA , emitir su propia moneda YA, reindustrializarse como país, desmontar el sistema autonómico, despolitizar la sociedad y fortalecerla. Necesitamos austeridad, esfuerzo, trabajo, políticas natalistas, soberanía, independencia, industria, patriotismo, sacrificio. Debemos dejar atrás lo políticamente correcto y construir una sociedad realmente correcta. Y eso no lo vamos a encontrar en los vendidos del PPSOE y mucho menos en el liberalismo antiliberal que propugnan algunos falsos liberales españoles de nuevo cuño como Aznar. Ni izquierdas ni derechas, luchemos por una España realmente libre, soberana, poderosa y por una sociedad civil insobornable que realmente ostente el poder . Un saludo

Alfredo dijo...

Esta vez estoy casi 100% de acuerdo con "free" -- salvo en algunos detallismos formales, como su excesivo y desafortunado pesimismo nihilista. Pero yo comparto lo demás: creo que entrar al euro fue un error, y creo que, al igual que dijo Thatcher, un país que pierde su capacidad de emitir moneda propia pierde su estatus de nación. ¿Qué es España realmente y quién gobierna? No tengo la respuesta, pero me resulta que son preguntas que nos deberíamos hacer.