Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, marzo 21, 2010

UNA CRISIS MÁS Y ¿EL ADIÓS DE DE LA VEGA?

Madrid es una ciudad aficionada al bullicio de los rumores políticos. Imagino que ha sido así desde los días de gloria de las tertulias de café y centros intelectuales. El que está de moda hoy día es uno especialmente goloso. Apenas un año después de la última crisis de Gobierno, ya se vislumbra una nueva antes del verano, tras el fiasco de la presidencia de la UE. A los periodistas y curiosos les encanta este tema: hacen quinielas y predicciones sobre quién saldrá y por qué; cuando se produce el cambio, analizan los distintos perfiles y especulan sobre los motivos de su designación. Una segunda crisis de Gobierno en tan poco tiempo es signo de debilidad y de desgaste, y Zapatero va a intentar hacer propaganda aprovechando la operación. Por ello, los cambios que pueda acometer en el Consejo de Ministros serán bastante limitados en cuanto a efectos sobre su política, a mi entender.

Primero, porque sucesivos relevos ministeriales sólo han ido empeorando la composición del Consejo de Ministros hasta su estado actual: un órgano con mucha estética y marketing detrás pero con miembros desaparecidos y menguante poder real. Segundo, porque Zapatero prefiere rodearse de cortesanos y, en esa dinámica, sin voces críticas ni alternativas, en verdad sólo importan sus propias decisiones. Y, en fin, porque es improbable que vaya a darse algún fichaje espectacular, de mentes y currículos privilegiados, al estilo de lo que ha hecho Sebastián Piñera en Chile. La cartera de Economía y Hacienda será asignada a un dócil más pendiente de agradar a Zapatero que de enderezar las cuentas públicas. Y seguro que se reduce el número de independientes en beneficio de miembros del partido.

Dicho esto, puede que sí haya un cambio importante. Muchos periodistas dan por seguro que Fernández de la Vega se marcha, que va a ser expulsada del paraíso por el caprichoso Zapatero, dado que está achicharrada y ya no coordina como antes. Tan es así, que la susodicha ha tenido que conceder varias entrevistas esta semana a fin de desmentirlo. Cuantos más desmentidos haya, más probabilidades de que deje el Gobierno. El año pasado, a pocas semanas de la crisis, Zapatero aseveraba a los medios de comunicación que no entraba en sus planes un cambio de Gobierno...

Ideológica y políticamente, De la Vega está muy alejada de mí. Mucho la he criticado. Pero, al margen de sus ideas (y siempre que no sean unos bárbaros), tiendo a admirar a los políticos que trabajan con tanto ahínco y tesón, a los que dan la cara todas las semanas y responden, con más o menos acierto, a preguntas incómodas y capciosas. Huelga decir que De la Vega, auténtica cara de perro del Ejecutivo, se ha deslomado en su tarea. Al caer en desgracia, sólo recibirá, como ha advertido Jordi Sevilla, indiferencia.

Quienes estudian e intentar clasificar a Zapatero suelen dividirse entre los que piensan que es un bobo solemne y los que señalan que es un animal político maquiavélico. Quizá es una cosa y la otra. Y quizá estas dos facetas suyas le lleven a prescindir de De la Vega. En todo caso, echaré de menos la severidad de María Teresa, su gesto adusto y su espléndido fondo de armario.

2 comentarios:

Claudedeu dijo...

Si se va De la Vega sería como el fin del mundo. No aguantaría otro/a Vicepresidente/a que no sea De la Vega. Ha sido motivo de inspiración de tantos escritos salidos de mi teclado, y sin ella me sentiría vacío. En ese mismo sentido, tampoco puedo pedir la exclusión de Bibiana Aido. Me sentiría huérfano.

Sahndrah dijo...

Debo admitir que, aunque no comulgue con las ideas de este gobierno, De La Vega es el único pilón fuerte, el último dinosaurio, una mujer fuerte e inteligente,...buff...me cuesta escribir esto pero "al César lo que es del César"... y...permíteme que te corrija...no tiene un fondo de armario,directamente tiene el armario de las "Crónicas de Narnia" como mínimo para que le quepa tanto conjunto y complemento...