Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, enero 17, 2010

DOS RETOS PARA 2010 (Y II)

El segundo de los retos de Occidente a los que aludía en el anterior artículo era la batalla contra el terrorismo musulmán, que en 2009 ha sido dura y que en 2010 va a adquirir un nuevo protagonismo. Se trata de una guerra con muchos frentes abiertos. Uno de ellos, Afganistán, es especialmente preocupante debido a la pujanza de los terroristas. Pese a todo, la acertada decisión de Obama de enviar nuevas tropas a ese infumable país contribuirá a devolver el orden y la seguridad a la zona. Y nuevas tropas no son cincuenta o cien, al estilo español, sino treinta mil, una fuerza suficiente para aplastar a los enemigos. Al final, la OTAN tendrá éxito.

Para ello, los Estados Unidos e Inglaterra necesitan aliados fiables. ¿Lo es España? El estilo español en lo militar lo representa a la perfección Julio Rodríguez, Jefe del Estado Mayor de la Defensa, que en una entrevista confesó su punto de vista sobre este asunto: "Cuanto antes nos podamos marchar de Afganistán, mejor". Aunque agrega que primero habrá que "alcanzar nuestros objetivos", es palpable que lo suyo no es la arenga. Naturalmente, nadie quiere permanecer en Afganistán para siempre, eso sería absurdo, pero el tono, la languidez que demuestra... ¿Es que a este señor le gustaría irse como se fueron los españoles de Iraq? Debería haber dicho algo así: "Sólo nos iremos de Afganistán con la misión cumplida o, en su defecto, cuando lo ordene el Gobierno".

Uno no puede dudar de la alta cualificación técnica de Julio, ni de su experiencia y su conocimiento de la estrategia militar, pero, en comparación con los altos mandos militares estadounidenses que conozco, como Peter Pace, David Petraeus o Stanley A. McChrystal, me parece un tipo bastante delicado y sin sangre en las venas. Sus respuestas en la entrevista las podría haber firmado un funcionario de Hacienda (considera que la misión estará cumplida cuando "los afganos se puedan hacer cargo de su propia seguridad", en lugar de cuando los terroristas, a los que llama insurgentes, hayan sido aniquilados). No hace falta que se comporte como un caudillo militar y que dé el espectáculo y se ponga épico, pero ya que concede una entrevista podría traslucir más determinación. La seriedad no está reñida con la energía y el optimismo.

Otro frente es el de la seguridad en los aeropuertos y en la navegación aérea en general. Por lo pronto, los ciudadanos ya saben cuál sería el resultado de permitir un secuestro a bordo de un avión. Las lecciones del 11 de septiembre de 2001 no han de ser despreciadas y, como ha apuntado Octopusmagnificens, ahora el pasaje, en la mayoría de los casos, va a estar dispuesto a neutralizar al terrorista que intente hacer algo.

En lo referente a las medidas preventivas, tiene que producirse un debate sobre el uso del nuevo escáner corporal en los aeropuertos. Un debate acerca de su efectividad y de las garantías que obtendrá el ciudadano que se someta a ese desnudo, pues qué duda cabe que aquí se puede plantear un conflicto con el derecho a la intimidad y a la propia imagen. Siempre he defendido que toda seguridad en los aeropuertos es poca y que muchos europeos son demasiado sensibles y quejosos, pero el nuevo escáner roza los límites. Junto con ese sistema, que tampoco es la panacea, se deberían reforzar los interrogatorios a individuos que sean claramente sospechosos.

Mi deseo para 2010 y para superar este reto es que la OTAN siga poniendo fuera de circulación a muchos terroristas en Afganistán y que el Consejo de Seguridad de la ONU, o Estados Unidos por su cuenta, se decidan de una vez por todas a poner fin al régimen nuclear iraní, que es un país que apoya al terrorismo y una amenaza para todos.

3 comentarios:

Alfredo dijo...

Suscribo por completo este artículo y es hora de apuntarse a los retos. Petraeus es un héroe y las declaraciones de Julio son esperpénticas.

No obstante, estáte atento a lo que pase el martes en Massachussetts: si Dios quiere, por primera vez en 50 años volverán los republicanos al poder del Senado y bloquearán a Obama en su política socialista doméstica.

octopusmagnificens dijo...

Irán Irán Irán... hay una constante histórica que nos dice que, cuanto más debilitado está un régimen, más eleva su retórica agresiva. Recordemos al ministro iraquí que durante la invasión de 2003 aseguraba que las tropas americanas, ya en los suburbios de Bagdad, se dirigían a la "aniquilación". Con Irán pasa algo parecido. La oposición al régimen de los ayatollahs es sorprendentemente fuerte. La gente está hasta arriba. Francamente, yo no lo habría esperado. A estas alturas no puede descartarse nada, ni la contrarrevolución.

El Espantapájaros dijo...

Alfredo:

Se han cumplido tus predicciones acerca de Massachussets. Una gran victoria para el GOP. Parece que la estrella de Obama sigue apagándose y no va a poder realizar sus proyectos más controvertidos y radicales.

Octopus:

Me acuerdo del delirante Ministro de Información iraquí y sus hilarantes declaraciones sobre que los americanos no habían entrado en Bagdag o que estaban siendo vencidos por la invisible Guardia Republicana.

Sin ninguna duda el régimen está debilitado y carcomido, y ha sido una sorpresa la fuerza de la oposición interna. Lo que me preocupa es que, en ese contexto de debilidad y declive, se embarque en alguna intentona peligrosa. Por otra parte, entonces la respuesta sería aplastante.

Un saludo.