Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, octubre 04, 2009

NO BASTABA CON SER LOS MEJORES: GALLARDÓN ES DERROTADO Y LOS MADRILEÑOS PAGAN LAS CONSECUENCIAS

Madrid no celebrará los Juegos Olímpicos de 2016. A decir verdad, nunca he sido un entusiasta de las candidaturas de Madrid a tal efecto, si bien, en los últimos tiempos, había llegado a dos conclusiones: que una vez que se demuestra lo equivocado de una inversión superada la mitad de su recorrido, es lícito continuar hasta el final por comprobar si es rentable; y, en segundo término, que mi única razón para desear los Juegos Olímpicos era que Madrid se equiparase con Barcelona en ese aspecto.

No hay duda de que la candidatura de Madrid era la mejor y más sólida, con una excelente presentación. No era, en cambio, elegible. Río de Janeiro tenía que ser designada como ciudad olímpica al precio que fuese, en atención a una especie de sentimiento de compensación histórica del COI hacia los países del sur. Madrid, además, se ha visto perjudicada sobremanera por la regla no escrita (no menos poderosa que una escrita) de la rotación de continentes. En este punto, hay que dejar claro, por cierto, que el continente al que han ido a parar los Juegos Olímpicos es América, no Sudamérica, como vienen repitiendo, abundando en el error, los brasileños, los del COI y los medios de comunicación. Sudamérica no es un continente. Que no sigan dando la tabarra con esa falsedad.

Por otra parte, Gallardón ha sido nuevamente derrotado. Como hombre ambicioso que es, poco importa que creyese o no a Jacques Rogge: se trataba de embarcar Madrid en una aventura de dudoso desenlace y que él capitanearía con bastante placer y provecho, que para eso ha estado de viajes por aquí y allá y se ha codeado con grandes líderes y mandatarios. El apoyo popular es la excusa perfecta para tanto dispendio. Ahora, nadie le va a reprochar esta segunda intentona (la de Madrid 2012 tenía mucho más sentido), toda vez que Madrid ha quedado en un digno segundo puesto, ha transmitido una buena imagen, había que intentarlo, etcétera. Creo que la derrota de Gallardón es más dulce que amarga.

Con todo, los madrileños quizá deberíamos empezar a considerar que, de buen gestor y hombre cabal, Gallardón está pasando a ser un pródigo con el dinero público, empeñado en realizar sus ambiciones desmedidas y obras que ya carecen de explicación (salvo que se acepte como tal el dar satisfacción a una pandilla de arquitectos locos y urbanistas despistados), como la que se pretende llevar a cabo en la Plaza Mayor. "Urge saber a cuánto asciende el sueño megalómano de este sátrapa consumado", clama Jesús Cacho desde El Confidencial en relación con la candidatura de Madrid, e informa de que en 2003 "cuando el faraón llegó a la alcaldía, la deuda de Madrid era inferior a la de Barcelona. Ahora mismo es 12 veces mayor". Lo cual es alarmante.

Gallardón va a seguir el mismo camino que Zapatero ante unas arcas municipales exhaustas: apretar las tuercas al contribuyente. Va a subir el IBI y, por si fuera poco, vuelve la tasa municipal de basuras, resucitada con trazas de impuesto --se va a calcular de acuerdo con el valor catastral--, lo que promete mermar aún más el bolsillo de los madrileños. La basura huele mal, pero el afán recaudatorio de los políticos socialistas es superior a toda sensibilidad. Ya lo sentenció Vespasiano: "Pecunia non olet".

6 comentarios:

Alfredo dijo...

¡Qué bien vendría ahora lo de mi "tasa comunal" jeje, porque de esa forma habría un motín popular contra el atraco de Gallardón!

Como sabes, me alegré muchísimo de la decisión y creo que fue justa además. Un país como el nuestro no se merece las olimpiadas -- y mucho menos cuando eso parece ser que es la preocupación principal de "las masas" -- el deporte. Échale un vistazo a cualquier periódico "serio" y está tomado por deportes.

¿Madrid 2016? Conmigo que no cuenten.

Nuestros políticos no tienen vergüenza pero lamentablemente creo que son, en general, un buen y fiel reflejo del "pueblo" que cada día lo veo más envilecido y dormido. En parte, por suerte, porque lo que ofrecen es, sencillamente, horrorífico.

Mr. Grouch dijo...

Señor Alfredo, que el pueblo esté envilecido y dormido no es fruto del presente, ni mucho menos, es, por desgracia, una rémora que llevamos arrastrando desde hace años, muchos años.

Alfredo dijo...

Mr. Grouch:

Es cierto eso -- ya llevaba bastante tiempo así pero ahora como las comunicaciones que tenemos son tan amplias, es mucho más notable.

free dijo...

Espantapájaros, aprovecho y comento en un solo post tanto este artículo como el titulado “Duelo crepuscular”, si usted me lo permite y no tiene inconveniente.
Empezando por el segundo hay que destacar que Zapatero es más listo de lo que parece aunque no por ello es menos inútil de lo que demuestra, pues lo es y mucho, aunque mirándolo bien lo realmente inútil es su ideología, que él aplica a las mil maravillas, pero eso es harina de otro costal y no viene al caso. Centrándonos en las guerras Prisáicas decía que Zapatero es más listo de lo que parece porque ha puesto la pelota en el tejado de PRISA y lo ha hecho de tal modo que apenas les ha dejado espacio para maniobrar, y me explico; Apoyando a Mediapro, grupo que todo el mundo coincide en que es de la rama más extremista y titiritera de la izquierda, se ha ganado un apoyo seguro de un medio izquierdista que con el tiempo puede ir engordando y ganando poder conforme aprovecha el dinero procedente del fútbol. En este contexto puede que Prisa se encuentre con el tiempo en una posición bastante incómoda: Si opta por atacar a Zapatero, éste no sólo tendrá apoyo por la izquierda con Mediapro sino que se hará la víctima y alegará que Prisa le ataca simplemente porque intentó liberalizar el mercado de la TDT de pago, que él es íntegro y no se pliega a chantajes si lo que está en juego es el bien de todos etc etc… y en este proceso es posible que la parte más izquierdista de la clientela de PRISA se siente incómoda con los ataques contra Zapatero y les dé la espalda. Así que, como ya digo, su posición es incómoda y su poder de reacción limitado de modo que por ahora su política es cautelosa, de vez en cuando sueltan la zarpa y luego vuelven a la madriguera. Por ahora la partida está en tablas ya que PRISA tiene todavía mucho poder y la comparación entre “El País” y “Público” y la influencia de ambos es ridícula, pero PRISA no debe olvidar que lo que les dio el monopolio es lo que les puede hundir: el fútbol, y ya se sabe que quien a hierro mata a hierro muere. Será interesante ver la película desde la butaca.
En cuanto a la Gallardonada Olímpica yo tampoco fui nunca muy entusiasta ya que eso supondría un desembolso de dinero público (y una consiguiente subida de impuestos) considerable y el horno no está para bollos últimamente en la economía española. Y en cuanto a Gallardón, quien al menos tiene presencia, carisma y tirón (no como Rajoy), es cierto que es malo, pero dudo que menos malo que la mayoría de la clase política española y en ese sentido coincido con Alfredo en cuanto a que la clase política no es sino reflejo de la sociedad en que se mueve y de la que se alimenta. España ni es ni será un país de primera línea como Alemania, Francia o UK. España es un país de picaresca, puticlub, botellazo, enchufados, macrobotellones, subvenciones, estómagos agradecidos y la gente tiene miedo de alturas. Hay que recordar un dato importante pero que muchas veces se nos escapa, y es que quien vota a los lamentables políticos que tenemos es la gente.
Un saludo!

El Espantapájaros dijo...

Free:

Gracias por su extenso comentario, que paso a responder:

Considero que Zapatero es un animal político hábil, o experto, si se quiere, en dos cuestiones: en la propaganda y la comunicación política y en granjearse el apoyo y cariño de los medios. Ahora bien, ya veremos cómo termina su jugada con PRISA. Como usted bien dice, no es comparable esa empresa y todo lo que supone con el mundo casi circense de Mediapro. En todo caso, estoy en contra de los monopolios y me parece bien que se abra el sector, pero no para cambiar de amigo del poderoso.

"España es un país de picaresca, puticlub, botellazo, enchufados, macrobotellones, subvenciones, estómagos agradecidos y la gente tiene miedo de alturas." Ésta es en verdad una visión dura pero, me temo, bastante acertada y cercana a la realidad. Con humildad nacional, creo que podemos ser mejores de lo que somos ahora, aunque no alcancemos a Alemania o a Inglaterra. Ése debe ser el reto. El hecho de que haya mucho que hacer ha de ser un aliciente más.

Reconozco que Gallardón sabe hablar, sabe engatusar y sabe guardar las formas. También que no lo ha hecho mal en Madrid, que ha llevado a cabo obras que sí eran necesarias y que han puesto al día la ciudad, junto con muchas iniciativas positivas. Pero más o menos desde 2008 (cuando quiso ir en la lista del PP a las elecciones) no le puedo sorportar. No soporto ni sus llantos, ni sus arrebatos de ego, ni sus discursos saturados, ni sus sensiblerías. Tampoco me gusta su historial de deslealtades con el PP. Nada. Y cuando encima no sólo sube impuestos en una ciudad harta y llena de zanjas, sino que encima se saca de la manga una tasa municipal que es un impuesto camuflado, comprenderá que pierda mi confianza en él.

Un saludo.

Alfredo dijo...

"España es un país de picaresca, puticlub, botellazo, enchufados, macrobotellones, subvenciones, estómagos agradecidos y la gente tiene miedo de alturas."

Nunca mejor dicho - aunque eso es lo que me hace aún más ambicioso de querer cambiar ciertas cosas - coincido en el diagnóstico, pero también coincido con Espantapájaros en querer cambiar ciertas cosas y tener el deseo de hacerlo.