Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, febrero 01, 2009

EL PEOR GOBIERNO Y LA PEOR OPOSICIÓN

No estuvo espeso. Zapatero, en Tengo una pregunta para usted, estuvo directamente plomizo, repetitivo e inaguantable. Es de destacar sus movimientos rígidos y sus imparables gesticulaciones, de todo punto exageradas, los brazos de un lado a otro, las palmas ora juntas, ora separadas, etcétera. Y lo peor es que es un charlatán. Se había llevado al programa un guión aprendido y quiso soltarlo a toda costa, le preguntasen lo que le preguntasen.

Es sumamente preocupante que gente del público reconociese que el Presidente hablaba muy bien y que se explicaba con solvencia. ¿Cómo? Si ya es difícil seguir a Zapatero entre tantos movimientos de brazos y encontrar sentido a su discurso entrecortado y mal construido, resulta que el pobre hombre comete errores de manual. Así, la crisis es "fuertísima", apunta el culto estadista, y "debemos de (sic) hacer esto o lo otro...", indica en repetidas ocasiones, con voz forzada y crispada. Unas veces trata sus interlocutores de usted, otras de tú, careciendo de criterio. En fin, un desastre.

Sea como sea, no es mi intención repasar la lista de mentiras, engaños y barbaridades que desgranó Zapatero el lunes mientras movía los brazos y trataba de articular, con mucha dificultad, cuatro frases aderezadas con un pobre vocabulario. Eso es tan patético que habla por sí solo. Y sin embargo, el principal partido de la oposición aún no ha podido acorralar a Zapatero. ¿Por qué? A mi juicio y explicado de una forma un tanto simplista, cabe decir que, de un lado, cada vez que se dan las condiciones objetivas para ello falla el elemento subjetivo; y de otro, que es un partido con muy mala suerte y que no sabe guardarse las espaldas.

Ejemplo de lo primero fueron los debates electorales de 2008. Los simpatizantes del PP creíamos que Rajoy lo tenía fácil, que podía lucirse, que ganaría sobradamente a un Zapatero desgastado y sin programa, a una persona casi no sabía ni sabe hablar. En cambio, Zapatero se subió a las barbas de Rajoy y hasta le hizo quedar mal, sobre todo en el segundo debate.

Ejemplo de lo segundo, el mal trago que nos están haciendo beber en Madrid y el llamado I Foro Abierto de Militantes. El PP prepara un acto con militantes para mostrar modernidad, unidad, ideas... y es empañado por los escándalos de espionaje en Madrid. Escándalos que probablemente sean fruto de la inquina y manipulación de El País y en los que Esperanza Aguirre no haya tenido nada que ver, pero que si no estuviese de por medio el problema colosal de Caja Madrid no serían, por qué no decirlo, tan escandalosos. En este asunto me ha decepcionado mucho el PP de Madrid.

Muy en el fondo, me da pena el PP y me da pena Rajoy. Podría haber sido un buen Presidente... Pero a día de hoy, aparte de ser un perezoso y un indeciso, ha desaprovechado ya demasiadas oportunidades. Y con su partido pasa lo mismo. Como predice Jesús Cacho, van hacia la derrota final.

6 comentarios:

Atreides dijo...

Acertada descripción de Zapatero en su acercamiento al pueblo (seleccionado por la televisión controlada por su gobierno). Sólo vi extractos, era patético. Lo triste, como dices, es que hay mucha gente que opinaba que Z lo hizo muy bien. Nos lleva a la peor crisis en 40 años y la gente contenta.
El PP, lamentable. Lo del espionaje me da que es un montaje del PSOE para sembrar cizaña. Ya verán en las gallegas y las europeas lo que vale un peine. Evidentemente, no votaré al PP.

Fin de los Tiempos dijo...

¿Qué nos queda entonces?

Atreides dijo...

¿Para votar, Fin-de-los-tiempos? Pues las europeas pueden ser una buena lección, votar a Ciudadanos puede ser estupendo. ;-)

Alfredo dijo...

No hay oposición, punto pelota. Sólo está la esperanza de que, a mi juicio, son muchos los jóvenes en ciertas CCAA que se van decantando por el liberalismo.

klausiño dijo...

Lo que sorprende muchisimo, es que el Rajoy no se de cuenta de que con su continuidad "liderando" la alternativa, el tiempo juega en contra no ya de el sino de todos los españoles. O si se da cuenta?. en que pais un candidato se presenta una tercera vez si ha fracasado las dos anteriores? Es inconcebible, al margen de su actual actitud o cambio estrategico orientado a caer mejor a la ser y a prisa, a no crispar como le reprochaban, es totalmente imposible que pueda ganar al charlatan. Entonces a que esperan???

Nicholas Van Orton dijo...

Rajoy tiene algún acuerdo con Gallardón, pero antes de cumplirlo necesita eliminar a Evita 2.8, y además debe hacerlo de una manera en la que él no aparezca como el malo melifluo y le permita mantener los votos. ¡Qué tema más extraño el de los dossieres! ¿A quién perjudica algo así? Imagina la escena, Espantapájaros: Esperanza, yo te querría en mi lista, pero después de ése asunto…
Saludos.