Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, diciembre 21, 2008

¿NO A BOLONIA?

Realmente, como a mí ya no me va a tocar, no tengo un conocimiento completo de lo que es y de lo que supone para la Universidad española el Proceso de Bolonia y el Espacio Europeo de Educación Superior. Zapatero, en su última entrevista con Gabilondo, demostró que él tampoco estaba muy al tanto o que no sabía explicarlo, y despachó el asunto asegurando que haría una campaña de propaganda, supongo de las que terminan con la rimbombante referencia al Gobierno de España.

El problema con la respuesta de los estudiantes a Bolonia es que hay demasiados obsesos con el tema, gente que parece estar únicamente dedicada a eso, en cuerpo y alma, y que ni siquiera va a clase. Son unos amantes y defensores de la universidad pública, pero para no acudir a las clases. Todos tenemos la imagen en la cabeza de uno de estos recalcitrantes personajes. Lleva un trapo de cocina anudado al cuello, se fuma unos cuantos porros al día y estudia Filosofía. Para mí, no hay problema en que critiquen un plan que, indudablemente, necesita mejoras y ajustes, o en que se manifiesten y redacten proclamas. Sin embargo, cuando llegan a emplear métodos violentos, a coartar la libertad de otros o a protagonizar ridículas ocupaciones, entonces mi único pensamiento es que la policía les corra a palos.

Algunos orates han convertido la oposición a Bolonia en el sentido de su vida. Hay lógica en ello: una caterva de profesores de Filosofía tiene parte de la culpa de la radicalización de sus alumnos, al inculcarles unas ideas antisistema que no conducen a nada bueno. Como ya he dicho, la crítica es perfectamente legítima y deseable; también presionar a los poderes públicos para que la implantación (que no la abrogación) se haga en las mejores condiciones posibles. Pero ya se están produciendo comportamientos descabellados. Y de fondo, los profesores de Filosofía, transmutados para la ocasión en periodistas, juristas, economistas, sociólogos, etcétera, escribiendo artículos y participando en asambleas --qué lenguaje tan pasado-- y coloquios. ¡Por una vez hacen algo!

Al final, sé que Bolonia triunfará. Me es difícil ver en la aplicación del plan el mal absoluto: habrá ventajas y desventajas. Por otro lado, el proceso de adaptación servirá para limar los aspectos erróneos o imposibles de cumplir. Con el tiempo, los más opuestos y extremistas descubrirán que tampoco es tan terrible, y todo este movimiento estudiantil de bongos y consignas trasnochadas no será recordado sino como humo de pajas. O de porros, mejor dicho.

6 comentarios:

Alfredo dijo...

"Todos tenemos la imagen en la cabeza de uno de estos recalcitrantes personajes. Lleva un trapo de cocina anudado al cuello, se fuma unos cuantos porros al día y estudia Filosofía."

¡y tanto! Yo a veces llego a pensar que soy el único que lo piensa pero no, menos mal que hay otros que lo ven de la misma forma que yo. Cuando yo lo digo algunos me miran como si estuviera loco...es archiconocido, entre los que saben cómo soy, que suelo expresarme de una forma poco delicada. Por eso digo que a veces me siento solo con esos pensamientos, debido a las miradas de algunos personajes "super modernos" y a la vanguardia de los tiempos.

En cuanto a Bolonia en concreto:

Lo que no me gusta es que es un intento más de unificar al continente cuando, y lo siento mucho si algunos me malentienden porque es difícil expresarse a través de esto y mucha gente no pilla el contexto pero si hay algo que Europa NO debe seguir haciendo es insistir en esas cosas de la unificación.

Eso es lo malo que le veo. Luego: hay algunas cosas buenas.

Veamos señores: dejémonos de hipocresías por favor. La educación ES un negocio. Quizás yo, siendo español y MUY español a veces, peco de pesimismo excesivo, pero sé de lo que hablo y me explico:

Estudié en EEUU y fui a una de las universidades más "prestigiosas" de allí. ¿Que habian clases y profesores muy buenos? Sin lugar a dudas. ¿Que habían estudiantes sobresalientes? Por supuesto...¡muchísimos! Pero: sinceramente lo que se paga es el "prestigio" del nombre y la historia de la universidad y todas las etiquetas que conlleva. Yo aprendí y aprendo más por mi cuenta que en una clase universitaria. Claro que, hay especializaciones, como la medicina, en la que es imprescindible ir a clase. Pero no todo es así y en EEUU la universidad es más bien un centro para conocer o conectar con personajes importantes para los que se interesan por una carrera empresarial en Wall Street.

Dicho eso, no tiene sentido que tengamos que mantener a los que no van a clase. Si hay algo que echo de menos en España es un sistema meritocrático: en Harvard, aunque se pague todo lo que pidan o incluso más (son unos 38 mil dólares al año), al estudiante que suspende más de dos cuatrimestres consecutivos se le pone en "academic probation" (es decir: que si no mejora, le acaban expulsando). En mi uni, más de lo mismo. Ya es hora de que redacten una ley así.

En cuanto a costes y demás:

Nadie duda, yo tampoco, que subirán los costes en España. Eso no es del todo malo ya que el vago se lo pensará dos veces antes que sacar un préstamo y los que lo saquen, será porque estarán muy interesados en su educación.

Como me tiene que salir la "vena elitista" de vez en cuando, no creo que España tiene que emular todo lo que hace EEUU. Yo no creo que sería prudente excluir a las personas por cuestiones monetarias pero sí creo en reformas profundas y muy serias.

Saludos

Persio dijo...

Algunos estudiantes sueñan con ver convertida la universidad en un fumadero de opio... del pueblo.

apátrida dijo...

El problema, Alfredo, es que la subida de precios no creo que vaya acompañada de becas para los alumnos que las necesiten (y las merezcan, por supuesto). Como siempre, los más beneficiados serán los hijitos de los capitostes sociatas.
Tienes razón en que esa obsesión por la convergencia no es cosa buena, aunque también es cierto que es bueno que se eliminen muchas carreras con cinco alumnos y que no sirven para nada (bueno sí, para fumar porros).
También hay que tener en cuenta que, en este país de menores de edad, este plan se va a aplicar como si los estudiantes tuvieran 5 putos años (los profes mandando deberes, teniendo tutorías cada dos por tres para ver cómo va el nene, etc.).
Por cierto, sólo serían imaginaciones vuestras si fueráis ciegos, los que protestan son los típicos guarros pelo podrido que se tirán 10 años haciendo "una carrera", fumando porros.
Buenos días y mis disculpas por un comentario tan largo.

Alfredo dijo...

apátrida:

es cierto esto que dice:

"es que la subida de precios no creo que vaya acompañada de becas para los alumnos que las necesiten (y las merezcan, por supuesto). Como siempre, los más beneficiados serán los hijitos de los capitostes sociatas."

Es uno de los problemas serios en EEUU -- la mayoría de becas disponibles van a "minorías étnicas", futbolistas o deportistas que hagan quedar bien a la universidad, etcétera.

Aquí en España pues, supongo que irán para los sociatas, que son archiconocidos por saber mover tornillos para manipular el sistema que ellos crearon.

"También hay que tener en cuenta que, en este país de menores de edad, este plan se va a aplicar como si los estudiantes tuvieran 5 putos años (los profes mandando deberes, teniendo tutorías cada dos por tres para ver cómo va el nene, etc."

Sí: es una de las cosas que hacen mucho en los EEUU (Y algo que NUNCA me gustó)...no creo que eso se debe aplicar aquí -- allí es ya una especie de tradición pero creo que aquí sería violar la tradición europea y española, que es bastante más "antigua" que la de eeuu.

El Espantapájaros dijo...

Efectivamente, Europa tiene que mejorar en muchas cosas, pero la aspiración de unificar el continente puede ser peligrosa. Por suerte, es difícil que se produzca. Los Estados son normalmente celosos de su soberanía. Lo que hay que defender es la unidad económica y procurar una respuesta exterior más sólida y enérgica.

De Bolonia, a mí no me agrada, por ejemplo, esos cambios en los nombres (de licenciaturas a grados) y sé que será imposible cumplir al cien por cien los objetivos. Tendrá que pasar mucho tiempo hasta que veamos resultados, y entonces ya habrá habido cambios.

Alberto Esteban dijo...

En Medicina Bolonia tiene cosas muy interesantes. El problema, y yo transmito lo q me cuenta mi hermano q para eso es universitario, está en el tema económico y lo caros q van a ser los postgrados.

Saludos