Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, octubre 26, 2008

EL VIEJO LEÓN NO SE RINDE

John McCain no se rinde. Las encuestas predicen su derrota, la mayoría de los medios de comunicación ensalzan a Hussein Obama y todo parece ir en su contra. En cambio, lejos de tirar la toalla y entregarse al fatalismo, el candidato republicano ha decidido resistir hasta el final y optar a la victoria, pues sus posibilidades, con todo, no son escasas. Y ahí le vemos, en mítines y más mítines, con la aguerrida Sarah Palin o sin ella, concediendo entrevistas...

Mientras, en España, sólo existe Obama, y a McCain se le denigra de forma constante. El domingo publicaba El Mundo un reportaje en el que, al parecer, se revelaba que el republicano había falsificado con malas artes su historia de detención y tortura en Vietnam. Además, le consideraba mediocre, mujeriego e ingrato. Pero no es que aportara pruebas de peso, incluso se citaba en varias ocasiones el libro autobiográfico de McCain Faith of My Fathers (1999), con lo que es ilógico deducir que oculta o altera su biografía cuando él mismo escribe con toda claridad sobre sus divertimentos como militar, su estancia en prisión y el aprovechamiento que le ha dado en su carrera política a esos cinco duros años.

En todo caso, hay que estar preparado para cualquier contingencia. Obama es un sujeto que suscita demasiadas dudas no resueltas. Aparte, su inexperiencia le podría jugar malas pasadas si llega a Presidente. Y, por supuesto, ni es tan brillante ni excepcional como se viene afirmando desde hace largo tiempo. Su imagen, por muy carismática que sea, no puede ser lo único que se valore. Grandes discursos, sí... ¿Preparado para gobernar? Veremos. Lo que no significa que no pueda llegar a ser un magnífico Presidente. Obviando sus disfraces con turbante y sus relaciones personales, Obama no es Zapatero, y si gana las elecciones la lucha contra el terrorismo musulmán va a continuar (él mismo ha repetido una y otra vez que hay que encontrar y matar a Bin Laden, no sin antes ganar la guerra en Afganistán, que no será Iraq pero también es un frente decisivo) y el papel de Estados Unidos como superpotencia no va a decaer.

Pero hasta el 4 de noviembre, sin duda, me quedo con McCain y su estilo luchador y perseverante. He aquí un señor que no se rinde, que, curtido en mil batallas, no se va a arredrar porque los señores de la prensa echen sobre él editoriales y artículos hirientes, o porque su rival sonría más y sea sumamente telegénico. Es lo opuesto a la actual versión de Rajoy. Un Rajoy venido a menos, sin pulso. Un Rajoy víctima de su indecisión y de sus meteduras de pata. McCain tendrá 72 años, pero tiene setenta veces siete más energía y vitalidad que esta gabardina con barba que dirige el segundo gran partido político español.

7 comentarios:

Atreides dijo...

Tal vez los medios de comunicación se equivoquen. No siempre la gente vota lo que ellos quieren. Obama es un topo musulmán, y a lo mejor la mayoría de los americanos se dé cuenta. La campaña contra Palin es indigna, se le achacan errores que no son tales y que más bien son prácticas habituales de todos los gobernantes. Quizás olviden que tiene ciertas obligaciones como gobernadora de Alaska y que lo que cuenta es su gestión. Si gana Obama, será el fin de EE.UU. como gran potencia, y ocurrirá lo que la URSS siempre había pretendido: ACosar a EE.UU. hasta tal punto que se retire a su subcontinente, cercado por el sur y expulsado de Europa y Asia. McCain sería un presidente con fuerza, Obama un lacayo de los enemigos de Occidente (sus estudios los pagó un magnate saudí). Lo único que tengo claso es que Zapatero seguirá aislado.

Alfredo dijo...

Buen artículo y yo también me quedo con Mccain, pese a que no me va Sara Palin, pero bueno, nada es perfecto en la política.

"Y, por supuesto, ni es tan brillante ni excepcional como se viene afirmando desde hace largo tiempo."

Joe El Fontanero habló duramente de Obama el otro día diciendo que "le da miedo una presidencia de Obama" y de que no es tan "interesante" en persona como quieren hacer ver en la prensa.

Yo por una parte soy optimista y tengo mucha fe en "los fontaneros" del pueblo llano estadounidense. No sé por qué pero es algo especial que tienen y no creo que abandonen sus instinctos liberales. He visitado gran parte de los EEUU y es una nación bastante tradicional y con principios: no sé si ocho años de algunos errores grandes de Bush lo haya cambiado pero sigo con mi optimismo. Y como bien dice: "Obama no es ZP" y es que, un personaje como ZP no llegaría allí no digamos a presidente de la nación sino ni tan siquiera a alcalde.

Atreides:

también es cierto lo que dice en relación con Obama...yo creo que sus asociaciones recientes lo dejan bastante claro como por ejemplo el radicalismo del "Reverendo" Jeremiah Wright, un supremacista negro.

Anónimo dijo...

Creo que ganará McCain, aunque con una diferencia de votos mínima. La edad de McCain no creo que sea un obstáculo: ¿Cuántos años tenía Reagan cuando alcanzó la presidencia? Es cierto que las encuestas son favorables a Obama, pero no hay que olvidar un detalle, aunque mencionarlo sea incorrecto para muchos: es negro. Independientemente del resultado, no creo que la política exterior norteamericana varíe en sus ejes importantes. Además, no descarto que entre las elecciones y el mes de febrero de 2009 se produzca un ataque israelí contra Irán. En ése escenario, y con las repercusiones a todos los niveles que algo así comporta, el nuevo presidente no tendrá mucho margen para vacilaciones o tibiezas: no es el momento.
Sea como sea, el hecho de que el 70% de los fondos entregados a la campaña de Obama provenga del lobby judío garantiza que los flirteos con los árabes y musulmanes no serán bien recibidos: los judíos nunca dan algo a cambio de nada.
Respecto a ZP…¡qué puedo decir! No creo que sea quien sea el ganador le perdonen determinadas veleidades.
Saludos.

Nicholas van Orton

Atreides dijo...

Obama es una especie de ZP a la americana, por supuesto no de tan bajo nivel como Zapatero (lo de Zapatero clama al cielo). Además, se ve una diferencia muy importante entre el pensamiento de McCain y lo que equivaldría llamar pensamiento en Bush (no sé si piensa mucho). Quizás McCain sea la esencia del conservadurismo liberal americano, mientras que Bush es neocon, que es todo menos ser conservador. No sé si llega a neoliberal, pero aún así, tampoco se trataría de liberalismo sino de otra cosa.

albertoestevez dijo...

Entre McCain y Obama me quedo con Obama, su carácter en mi opinión va más acorde con los tiempos que corren, además de que no simpatizo en absoluto con la señora Palin, un error en la campaña de McCain, aunque entendiendo que la política republicana estadiounidense siempre precisa de este tipo de perfiles.
En cuanto a Rajoy, nunca me pareció mal político así como me paree un nefasto líder. Trabajador y poco carismático, Aznar le supo colocar donde mejor funcionaba, en la sombra.

Un cordial saludo.

P.D. Creo que ganará Obama, aunque no de forma tan abultado como pregonan los medios de comuniación.

udcc dijo...

Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nostras con los correos electrónicos: derechoshistoricos@hotmail.es derechoshisto@gmail.com.
Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo.

udcc dijo...

Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nosotros con los correos electrónicos: derechoshistoricos@hotmail.es derechoshisto@gmail.com.
Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo.