Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







miércoles, agosto 20, 2008

HAY MOTIVO PARA NO VER CINE ESPAÑOL

En 2004, fue lanzada una película de infausto recuerdo: Hay motivo. Se trataba de una recopilación de cortos, dirigidos por David Trueba, Icíar Bollaín, José Luis Cuerda, el Gran Wyoming, Julio Médem, etcétera, cuyo propósito no era otro que atacar al Gobierno del PP. Y por supuesto, el ataque fue todo lo furibundo que cabe imaginarse. En aquel momento, faltaba muy poco para las elecciones, el PP aventajaba al PSOE, por lo que estos cortos propagandísticos iban dirigidos a cambiar la situación. Su estreno en cines, por lo demás, supuso un fiasco.

Leyendo unas críticas al respecto, he encontrado una muy acertada. Explica que para los titiriteros, cegados por su odio a Aznar, si una persona resbalaba era porque el PP no hacía buenos suelos. Y es la verdad. En 2003 y 2004, el acoso al Gobierno fue brutal, pero nadie habló de crispación o de desgaste de las instituciones. Eso sólo vale si gobiernan los socialistas.

Además, es interesante contemplar el reverso de la moneda: en 2008, los artistas han vuelto a apoyar a Zapatero. Esta vez no hicieron una película de cortos completamente pesimista, siniestra y catastrofista, sino que se pasaron al Defender la alegría y a denunciar lo que ellos mismos habían agitado cuatro años antes, a pesar de que, curiosamente, seguimos padeciendo los mismos problemas de los que se daba cuenta en su filme. Pero ellos no tienen otro horizonte que el de la subvención y el sectarismo más insoportable.

Nunca olvidaré a José Luis Cuerda llamando a los del PP, entre tartamudeos, "turba mentirosa e imbécil" o haciendo absurdas referencias a una "teocracia estúpida". ¿Es éste el nivel de los que a sí mismos se han proclamado intelectuales y defensores de la moral nacional, de izquierdas, claro está? ¿Merecen los titiriteros recibir subvenciones para que sigan distribuyendo su propaganda socialista?

Pongamos un ejemplo. José Luis Cuerda ha dirigido una nueva película. Como ya hay muchas películas sobre la guerra civil, está ambientada en la posguerra española, o sea, más de lo mismo. Y presenta otros elementos caros a la intelectualidad socialista: el escritor comunista escondido en el armario o el cura que siente la tentación de la carne. El resto se puede adivinar. El comunista relatando a su hijo las glorias republicanas; el cura siendo amenazado por un pérfido obispo; la Guardia Civil haciendo de las suyas... Y encima el director se cree sus propias fantasías, pues en una entrevista declaraba que no era una película "partidaria". No, desde luego que no, pero le aseguro una cosa: la turba no va a ir a ver su enésimo bodrio, así que habrá de conformarse con más sopa boba estatal.

El cine español genera al año una importante cantidad de productos defectuosos, como diría Risto Mejide. Y muchos titiriteros tienen el descaro de presentarlos como aportaciones vitales a nuestra cultura, de suerte que han de ser subvencionados para que no se pierdan tantas obras maestras. Recuerden: el cine español no está en crisis por falta de ideas o talento de los artistas, sino porque los españoles no lo valoramos lo suficiente. Si a eso añadimos el sectarismo ideológico de sus creadores, su incultura y su inquina, creo que la única respuesta honorable es el boicot. Desde 2005 no he ido nunca al cine a ver una película española. Ustedes deberían hacer lo mismo.

NOTA: Estaré en Londres hasta el día 28, pero supongo que podré seguir leyendo sus espacios.

3 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

Yo soy un ignorante del cine español. Independientemente de su orientación política no me atrae nada. En la última década creo que la única peli española que he visto es Alatriste, que me gustó, si bien ya fui a verla con la intuición de que iba a gustarme. Otra que vi hace ya más años y que está muy bien es El Dorado (1988), sobre una expedición de los conquistadores españoles por el Orinoco, en mil quinientos y pico. Recomendable.

Atreides dijo...

Tienes un premio en mi blog http://occidentealaderiva.blogspot.com/2008/08/premio-brillante-weblog.html

Samuel dijo...

Lo mismo que Octopus, creo que la más reciente -si no la única- que he visto es Alatriste, pero no acabó de gustarme. Sobre lo que dices de José Luis Cuerda, yo pienso que lo que él entiende por una película "partidaria" es otra cosa, mucho más descarada. Esas películas de la Guerra Civil son cosa muy suya, las llevan dentro, en lo más profundo de su alma, es cine artístico, una reflexión personal sobre una época, pero nada tiene que ver con la política. Si tuviera que ver con el partidismo, expresaría lo de la "turba mentirosa e imbécil" por boca de sus actores de modo mucho más dramático y patético. Está esperando su consagración, el momento en que pueda sacar toda esa bilis que habrá de conducirle a la fama.

Un saludo.