Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, mayo 25, 2008

RECUERDOS Y REFLEXIONES CON SPIELBERG DE FONDO

Recuerdo muy bien la primera vez que vi Jurassic Park (1993), dirigida por Steven Spielberg. Aquel momento de la llegada en helicóptero a la Isla Nublar, con la impresionante y exultante música de John Williams; los dinosaurios, vivos, casi reales; las medidas de seguridad del parque... Y la premonitoria frase del matemático Ian Malcolm, que se me quedó grabada: "La vida se abre camino". En realidad, además del poder de la naturaleza, la película nos confirmaba el poder de la voluntad del hombre y el alcance de sus ilimitadas capacidades, aunque ocasionalmente la ambición recibe un castigo y la mejor y más puntera tecnología puede fallar, como en Westworld (escrita y dirigida por Michael Crichton en 1973), en cuyo cartel promocional aparecía una interesante sentencia: "Where nothing can possibly go worng!".

Nuevamente tenemos la oportunidad de disfrutar del cine de Spielberg y de extraer enseñanzas de sus películas, en este caso de la cuarta entrega de Indiana Jones. El cine de los ochenta, o mejor dicho, los grandes mitos de los ochenta están regresando en forma de secuelas, la mayoría pasables. Sobre Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal no me pronunciaré, pues aún no la he podido ver. Tengo dos exámenes que hacer: de Derecho Civil (con Storch de Gracia y Asensio) y de Economía Política (con Raga Gil). Así que, hasta entonces, me aguantaré. Sí puedo decir, no obstante, que es una gran idea que los villanos sean comunistas. No sólo son los sucesores naturales de los nazis, sino que era costumbre de las películas americanas de los ochenta que el papel de malvado estuviese reservado a los comunistas.

Si el cine español siguiera el ejemplo de genios como Spielberg, quizá algún día podría sobrevivir sin subvenciones. Comparen obras maestras y fuentes de sabiduría como las reseñadas con los éxitos patrios. Invito a todo el mundo a rechazar el cine español. De ordinario, sus películas son una bazofia, y lo peor de todo es que son una bazofia pretenciosa, lo que ya es intolerable. Por ejemplo, La soledad o delirios semejantes. El cine español es infumable, zafio y deprimente. Cambiaría todas sus películas por la menor de las de Spielberg o George Lucas. Saldríamos ganando todos.

6 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

Nótese que comunistas es sustitutito por el políticamente más correcto "soviéticos", no sea que alguien se moleste por la equiparación entre nazis y comunistas… Todavía no he visto la nueva entrega de Indiana Jones. Tengo mis reservas, cierto escepticismo sobre lo que me encontraré, pero ya veremos.

Las secuelas son lamentables pero Jurassic Park (1993) es una gran película. Tanto me gustó cuando la vi en el cine que fui otras dos veces en la misma semana. Luego, cuando salió a la venta, la compré en VHS y Laserdisc. Podría contar muchas cosas de ella pero me quedo con un momento muy intenso y emotivo, cuando el Dr. Alan Grant, abrumado, se desploma en el suelo tras contemplar el brachiosaurio, y entonces, a lo lejos, descubre grupos de varias especies de dinosaurio: "Era cierto; van en manadas, van en manadas…". ¡Oh!

octopusmagnificens dijo...

¡Ah! ¿Has visto Iron Man?

El Espantapájaros dijo...

Hum, nunca me había dado cuenta de lo de soviéticos en vez de comunistas, pero sin duda las posiciones izquierdistas suelen estar protegidas por más eufemismos y matices. En todo caso, me gusta que sean los malos, que sean los sustitutos de los nazis, como pasaba en los ochenta.

Y también tengo mis recelos con respecto a lo nuevo de Indiana Jones, pero sé que al final tendré que ir. Obviamente ya no será lo mismo.

"Jurassic Park" fue una de mis primeras películas preferidas. Tenía bastantes productos oficiales, sobre todo dinosaurios que aún conservo. "El Mundo Perdido" no me pareció tan mala (me caían bien los de InGen), pero sí "Jurassic Park III", excepto por los nuevos dinosaurios que introdujeron.

No he podido ver "Iron Man" porque en mayo nos han ahogado con los exámenes. Por suerte, creo que podré terminar el curso la semana que viene y dedicarme entonces a lo atrasado. Ya ni sé si la seguirán echando.

Claudedeu dijo...

Como aspirante a licenciado en las Ciencias de la Naturaleza, debo decir que ver en acción la vida del Mesozoico, la precisión en los detalles que abundan en Parque Jurásico, me llamó mucho la atención en su momento. Las tres entregas, aunque un poco cansinas, refuman verdadera pasión por la Naturaleza. No sólo están los dinosaurios, sino también la vegetación. No hay prácticamente errores, y eso es algo que hay que agradecer a Spielberg. Seguiría hablando de ello posiblemente unos cuantos minutos, pero el tiempo es oro y uno tiene que entregar informes. (Maldita la hora...)

braincrapped dijo...

Para hacer algo parecido a Jurassic Park en eZPaña, habría que diseñar dinosaurios drogadictos transexuales, que se salieran de una secta para montar un negocio de barcazas fluviales.

AlejandroAlmau dijo...

Yo sí la vi y me gusta que adapta el espíritu y estilo a la nueva época en que se desarrolla con bastante solvencia, al fin y al cabo la gracia de esas películas es la simple y desenfadada diversión, pero bien hecho. Me encantan las películas de Spielberg y Lucas por no pretender ser más que eso, buenas películas de acción qeu fácilmente resultan apasionantes si te dejas.

La música de John Williams ayuda en todas ellas mucho, mucho y aunque parezca la misma banda sonora una y otra vez, es perfecta!