Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







jueves, abril 03, 2008

PREMIO DARDO 2008


Es justo, desde todo punto de vista, que la primera imagen que subo aquí sea a cuenta de un premio que graciosamente me ha concedido Nicholas van Orton. Él afirma que mi bitácora transmite ilusión, que intentaré ser un buen abogado y dignificar esa profesión. En realidad, no sé si llegaré a ser abogado o me dedicaré a otra profesión que tenga que ver con el Derecho, pero agradezco de veras la atención, el reconocimiento y las afectuosas palabras de un gran maestro como Van Orton, cuyo feuilleton tiene cada día más visitantes, más comentarios y más prestigio.

Muchos espacios a los que premiaría lo han sido ya; otros lo serán en un futuro. No estoy en condiciones de repartir galardones a quince personas. Pero, puesto que debo cumplir de alguna forma las reglas, entrego el correspondiente Premio Dardo, en un alarde de objetividad e imparcialidad, a mi buen amigo y compañero de fatigas Javier. No es que su espacio esté muy actualizado o decorado, o que sea muy original por algo. Sin embargo, recomiendo encarecidamente que lo visiten. Encontrarán unos reflexivos artículos sumamente bien escritos, alejados de toda vulgaridad y levedad, con material, en fin, para pensar. Que conste en acta que no soy un pelota, porque él, de momento, no es mi jefe.

1 comentario:

Aalto dijo...

Pues tienes otro premio por aquí:
http://espormadrid.blogspot.com/2008/04/premios-premios-premios.html

Un saludo madrileño.

:):):)