Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, marzo 30, 2008

EL PANORAMA

Es la hora de la alegría, defendida por los artistas. Ya queda menos para que se lleven a cabo los grandes proyectos diseñados por el iluminado Zapatero para la legislatura que se avecina. Ya saben, 400 euros de premio por ser buenos, un observatorio de precios, alguna ley de pacotilla contra el cambio climático. Grandioso. No se sabe nada más. Y entre tanto, en el PP están confundidos, sin voz. ¿A qué esperan para poner orden en sus filas y articular una oposición decente? El lío de los portavoces, la Mesa del Congreso, la abstención en la investidura... Que si renovación, que si no renovación. En todo caso, lo único deseable es que la oposición siga siendo oposición (sin perjuicio de los consensos que se puedan presentar), y que el Gobierno se comporte y actué como tal, no como plataforma contraria al PP.

Más allá de ese partido, han aumentado las disputas en el seno de lo que aún se denomina la Resistencia, ya sean sus miembros conservadores, liberales o gente que rechaza a Zapatero. Antes daban la batalla frente al Presidente y sus mariachis, trujimanes y factótum, pero se están desbandando, perdiendo mucha fuerza en querellas internas. Y creo que son--somos--una pieza fundamental desde el punto de vista de no ceder y ser machacados por el rodillo progresista. Debatir es sano, pero ya me he encontrado con un par de discusiones viscerales por nimiedades. El objetivo es continuar siendo un bloque común y sólido, seguir aportando ideas, críticas; seguir difundiendo información y alternativa a la regresión progresista. 2012 está muy lejos. Si nos rendimos sin haber pegado un tiro, ¿qué imagen permanecerá de nosotros?

Sin duda, Zapatero oculta algo gordo en su aparente falta de metas y planes concretos. ¿Qué será? Viniendo de quien encarna la sed de poder, la frialdad camuflada con sonrisas, el rencor y el ansia de revancha, puede ser cualquier cosa. Y cuando lo que oculta salga a la luz, en forma de nueva negociación con ETA, de construcción de un imposible Estado confederal o de destrucción total del mermado Estado de Derecho, empezando por la igualdad jurídica de los españoles, entonces, el PP y la derecha sociológica que lo sustenta tendrán que responder.

4 comentarios:

Legado dijo...

Ciertamente, el afán de protagonismo vence a muchos liberales y conservadores que no disciernen cuál es el peligro real y cuál el hipotético. Pero, ya en el plano político, el paroxismo del PP es descorazanador y los apaños del Gobierno con el PNV anuncian un futuro lleno de peligros que conviene afrontar con la cabeza fría. Mal panorama...

Un cordial saludo.

Nicholas Van Orton dijo...

Tienes un premio en Josephsplatz, Das berliner Feuilleton.
¡Enhorabuena!

Claudedeu dijo...

A Zapatero se le ha caído el calificativo de "bambi" en cuatro años, demostrando ser tener uno de los más altos índices de despotismo en su cuerpo y mente.

AlejandroAlmau dijo...

Yo creo que la gente se pasa discutiendo como enemigos por ejemplo sobre Soraya Sáenz de Santamaría.