Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







jueves, febrero 14, 2008

CONOZCAN EL CÓDIGO CIVIL

En un día como hoy, no puedo evitar declarar mi amor por el Derecho, y más después de haber terminado con éxito los exámenes. En Aragón Liberal encontrarán, como regalo, un artículo que he escrito sobre el Código Civil.

2 comentarios:

Nicholas Van Orton dijo...

Interesante artículo sobre vuestro Código Civil. Me ha llamado la atención el interés del legislador en que el lenguaje en el que está redactado «fuera sencillo y claro». Inteligente decisión. Nuestro código — Bürgerliches Gesetzbuch— tiene, entre otros problemas, un lenguaje que lo hace incomprensible para alguien que no posea conocimientos jurídicos. En los últimos tiempos se acometieron diferentes reformas, y una de ellas es encontrar términos menos abstractos y más comprensibles al tiempo que ajustados a la realidad. Lo veo complicado, si no fuimos capaces de aplicar las últimas reformas para nuestro idioma — nadie está a favor, otros la ignoran (hasta las publicaciones)—, me extraña que en este tema exista acuerdo alguno. Por lo menos lo intentan, que ya es algo.
Saludos.

El Espantapájaros dijo...

En la explicación del Código Civil alemán, nuestro profesor lo tildaba de doctrinal, pesado, complejo, cuadriculado, es decir, en una palabra, germánico. Pero qué duda cabe de que en Alemania la ciencia del Derecho es la más depurada de toda Europa, sobre todo en Derecho Civil y Penal. Tengo un amigo con suerte que va a intentar ir allí de Erasmus. Por desgracia para mí, el alemán me resulta inabordable. Ya tengo bastante con el inglés.

Un saludo