Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, noviembre 25, 2007

ROSA DÍEZ EN EL FDPA

El pasado martes, merced a la cortesía del vocal del Foro de Debate Político Ágora (http://www.fdpagora.com/), estuve en un encuentro con Rosa Díez en la Universidad Rey Juan Carlos organizado por dicha asociación. Como en Bruselas, comprendí nuevamente por qué es una política tan valorada: determinación, ganas de hablar, coraje y mucho sentido común aplicado a su manera de ver los problemas que nos angustian y a las soluciones que ofrece. Comparto su rechazo frontal a los "derechos de la tribu", a las pretensiones prehistóricas de los nacionalismos. También hay que destacar su firmeza ante el terrorismo nacionalista vasco, al que, dice, no sólo se combate encerrando a sus comandos, también deslegitimando toda su historia. De ahí el error de la negociación con ETA, pues dio argumentos y esperanzas a los bandidos.

Otro cantar es su partido, Unión, Progreso y Democracia. Si no confío en los dos grandes partidos, PP y PSOE, ¿cómo hacerlo con el segundo tercer partido? Mi elección es el bipartidismo, no las alternativas fucsias. Al menos, Rosa Díez aseguró que no se intentaba con esa iniciativa crear una nueva bisagra, al modo de los chantajistas nacionalistas. El fin de la formación es ser cabeza de puente de una serie de reformas destinadas a regenerar la maltrecha democracia española, necesitada de urgente asistencia. Ni pueden ni van a ganar, pero el hecho de generar debate sobre las injustas leyes electorales, la educación en manos de las Comunidades Autónomas, algunas reformas constitucionales, etcétera, es en sí positivo, enriquecedor y esperanzador. Para eso basta con dos escaños, por ejemplo. Y si son del PSOE, mejor.

Aun así, y reiterando mi admiración por una señora con tanta garra y con tantas buenas ideas, mejor destino para ella hubiera sido, a mis ojos, seguir desgastando al PSOE desde dentro, con vistas a su higiene interna, o, siendo esto imposible, haberse unido coyunturalmente al PP, una interesante posibilidad, sumamente interesante. Sin embargo, Mariano Rajoy no es Nicolas Sarkozy, y está claro que no alcanza a dar con planes y propuestas muy imaginativos. Aunque no hay que descartar un cierto afán de protagonismo de Rosa Díez junto a una obvia ambición.

5 comentarios:

Fin de los Tiempos dijo...

Muchos blogueros se han marcado como fecha de fin de colaboración Marzo de 2008. Y yo opino una cosa. Lo difícil va a ser desde Marzo de 2008. Si gana el PSOE la izquierda se va a radicalizar y el PP va a caer en una crisis de la que si no sale, perderemos a la oposición. Y si gana el PP le van a hacer la vida imposible día a día en una operación de desgaste que el PP no va a poder soportar.

Es desde Marzo cuando vamos a ser necesarios

Francis dijo...

Rosa Díez sabe sobradamente que no van a ganar, y si consiguen un escaño en marzo, ya se pueden dar un canto en los dientes y gritas tres hurras. Pero también es verdad que su pretensión es ir de menos a más. Y yo creo que eso sí es posible, siendo como es un partido que aporta nuevas ideas en muchos aspectos. La política se anquilosa, y ella mismo lo dijo: lleva el fin de un ciclo y hacen falta nuevas ideas. A mí eso es lo que más atractivo me parece de su mensaje y, en definitiva, de su diminuto partido.

Claudedeu dijo...

Rosa es una política de los pies a la cabeza, sabe enfrentarse al terror y defender los valores democráticos. Le deseo lo mejor, y espero que UPD consiga algún escaño.

Nicholas Van Orton dijo...

Los que saben que no tienen opciones de ganar son los más imaginativos y temerarios en sus ofrecimientos. Ya sabes mi opinión sobre Frau Díez.
Saludos.

El Cerrajero dijo...

Este es uno de los mejores test para valorar la catadura moral de la Izmierda: conocer a Rosa Díez y después analizar todo lo que han dicho de ella los giliprogres.