Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, octubre 14, 2007

LA PATRAÑA DE MODA

Le han concedido el Nobel de la Paz a Al Gore. Este individuo, que va de premio en premio, está sacando una alta rentabilidad al hecho de haberse convertido en el profeta de los desastres ecológicos. El cambio climático, el calentamiento global, la desaparición de las especies, el fin del mundo... ¡El miedo es el medio! Tanto es así, señor Gore, que le pagaré cuantiosamente a fin de que nos imparta una conferencia que nos diga qué tenemos que hacer. El pacifismo ecológico debe entenderse en el sentido de una de las tesis de Zapatero: "El cambio climático ha provocado ya más víctimas que el terrorismo internacional". Esto es, olvidémonos de los terroristas musulmanes y pasemos a ocuparnos de seguir las indicaciones medioambientales de ungidos como Gore, ya que seguro nos irá mucho mejor.

El cambio climático, hoy sinónimo de calentamiento global, no es más que una teoría sobre la que no hay un consenso científico tan enorme. No está demostrado que estemos asistiendo al período más caluroso de nuestra era ni que los Polos se vayan a derretir inminentemente, así como tampoco lo está la relación entre ese calentamiento y la emisión de dióxido de carbono. "Puedo decirles que la evidencia del calentamiento global es mucho menor de lo que sus proponentes nunca admitirán. Puedo decirles que el porcentaje de terrenos urbanizados en EEUU [...] es del 5%. Puedo decirles que el desierto del Sahara está disminuyendo de tamaño y el total de hielo de la Antártica se está incrementando", aclara el gran Michael Crichton, que ridiculizaba a los ecoterroristas en su novela Estado de miedo.

El documental Una verdad incómoda es un logrado (y manipulador) ejercicio de ficción e intimidación. Si ese fantasioso relato de terror o los libros de Gore nos han de concienciar, apaga y vámonos. Todo la solución al mayor problema del planeta se traduce en intervencionismo estatal y más cargas y directrices para los ciudadanos. Obedeced, siervos, o moriréis abrasados o ahogados. Y es que no nos pueden dejar en paz. Además, se habla siempre de los inconvenientes del calentamiento global, caso de que existiera; pero, ¿qué pasa con las ventajas?

12 comentarios:

Chanklan dijo...

Recomendadísimo el documental "El Gran Timo del Calentamiento Global". Disponible entre otros sitios en eMule.

Que lo disfrutéis.

Hartos de ZPorky dijo...

Yo lo pubiqué aquí, creo recordar que está en ingles subtitulado. Algunos se van a forrar.

octopusmagnificens dijo...

Los interesados pueden apuntarse al curso de formación progresista que dará Al Gore en Sevilla, del 26 al 28 de octubre. A los que pasen el proceso de selección se les enseñará a difundir los contenidos del documental "Una verdad incómoda". No es broma. La noticia aquí.

A lo dicho por el Espantapájaros yo añadiría que incluso en el caso de que el calentamiento global existiese y fuese debido a las emisiones de CO2, no es cierto que los efectos económicos y ambientales fuesen negativos por definición.

Samuel dijo...

A mí lo que más me llama la atención es la incoherencia de este individuo. Al Gore no está dispuesto a renunciar a sus comodidades (gasta en un mes la energía de la familia media norteamericana en un año) ni a su mina de cinc en Tenesse. La solución para él es que el Estado intervenga, no que los millonarios moderen sus gastos. El calentamiento global sólo es para los pobres. Típico de políticos progres iluminados, cuya causa les libra de cumplir lo que predican.

Un saludo.

Ahskar dijo...

Al margen de Al gore y su documental (que no he visto y en cualquier caso me la trae floja, valga el castizo vulgarismo) debo hacer algunos comentarios.

Estudio física (estoy en los últimos años), con especialidad de física atmosférica.
Pese a las manipulaciones y la política del miedo (que es tan tan popular en EEUU), el calentamiento global es algo real a tener en cuenta.
He escuchado a mis profesores de la universidad, físicos atmosféricos y metereólogos, así como a otros expertos fuera de mi centro. Y la verdad, escuchándoles, no se puede tomar a la ligera esta teoría.
Cosas ciertas:
La tierra está en un periodo de aumento global de temperatura, comprobado y recomprobado. Pocos en la comunidad científica (no hablo de periodistas y políticos) dudan de esto ya. Las mayores críticas que he oido es que no se puede asegurar al 100% que sea la rpesencia del hombre la que provoca de forma directa estos cambios, y hay teorías alternativas como el periodo interglaciar o ciclos solares.
Y miren, si realmente se está acelerando el proceso de calentamiento, esto puede traer bastantes problemas a los ecosistemas y de paso a nosotros.

Pero al margen de su falsación, el GRAN problema de esta teoría es que ha escapado de los círculos científicos a los circulos periodísticos, políticos y de modas. Y miren, los científicos nos pasamos el día discutiendo y comprobando teorías y modelos, pero en este caso el miedo de ciertas consecuencias si realmente esta teoría es cierta, movió a que se comenzase a alertar a las autoridades, antes de que la teoría estuviera exhaustivamente comprobada.
No es una moda de hace 2 días, todo esto tiene su origen en hace un par de décadas y desde entonces la teoría ha pasado de ser "una broma" científica, a ir alarmando cada vez más a más científicos. Es significativo que la teoría haya ido cobrando fuerza en la comunidad científica a medida que se ha estudiado más a fondo.
Aunque obviamente siempre habrá quien objete y presente argumentos alternativos: de eso se trata la ciencia.
Pero convertirlo en un arma política, en una moda, y en general manipular la información para conveniencia de cada uno es despreciable. Y me fastidia bastante, por que parece que el hecho de que ciertos elementos defiendan la teoría hipócritamente, o añadan espectáculo le da una mala imagen a esta teoría, como si fuera una "propuesta política" y como si todo hijo de vecino pudiera dar una opinión al respecto. Y eso no es ciencia.

Pido sencillamente que no se mezcle la política con la credibilidad de las teorías científicas.
Y yo, prudentemente, considero que esta teoría tiene bastante fuerza.
(por no mencionar que a día de hoy, aun sin calentamiento global, la superpoblación de seres humanos y el consumo desmedido y no sostenible son problemas reales y bastante serios, opinión completamente extendida entre los biólogos, o al menos aquellos que se dedicana tales estudios. Y no es "ecoprogresismo", es ciencia.)

El Espantapájaros dijo...

Mi crítica va más dirigida a Gore, un político y un manipulador, y a sus agitadores que a los científicos que secunden la teoría y estén realmente preocupados. Obviamente, no soy un científico ni aspiro a serlo, y por tanto no puedo hablar con total propiedad: por eso me he limitado al terreno de los datos ciertos (es verdad lo de los Polos), al de las dudas razonables (es verdad la duda sobre el dióxido de carbono) y a añadir una cita de M. Crichton, que sí es experto en el tema, aunque su rama científica sea la medicina.

Por otra parte, como bien ha dicho Octopusmagnificens, no creo que todos los efectos del calentamiento global resultasen nefastos. El ser humano se adapta a todo y saca beneficio de que lo haga falta. De hecho, Gore ya lo está haciendo. Para que vean que no sólo trae problemas el dichoso calentamiento.

Un saludo

Claudedeu dijo...

Si Gore hubiera leído un poco, sabría que existen periodos, o más bien eras, en las que el clima sufre calentamientos y enfriamientos por un proceso totalmente natural. Que no nos vengan este a contar patrañas, que yo, al menos, no me las creo.

Ahskar dijo...

Hombre, si hay que ser cínicos, yo diría que Gore es un estupendo político (tergiversador, manipulador, que se lo monta la mar de bien y además, gana el nobel de la Paz... y ya nos gustaría tener aquí a tal tipo..)

De todos modos Espantapájaras, sé que el blanco de tu crítica es Gore, aún así, me he sentido en el deber de exponer mis argumentos, debido a que mucha gente, demasiada, confunde la ciencia con el "creer" lo que tal o cual nos vende (de todos los lados oiga) o con la política.

Por otro lado las consecuencias de un aceleración del calentamiento serían bastante nefastas, pues se agudizarían los cambios bruscos que alterarían el clima local y global y los procesos de regulación energética en la atmósfera, lo que así dicho parece que ni nos viene y nos va, pero realmente es bastante grave.
Y es esta gravedad la que asusta a una gran parte de la comunidad científica que pide, pese a que aún no está comprobado al 100%, que se comiencen a tomar medidas, cuestión que aunque sólo sea por precaución, no se debería ignorar.

Ahskar dijo...

Permíteme enlazar un artículo que he leído hoy, que me ha parecido bastante interesante. Es una sinopsis de un libro escrito por un científico que tiene todo mi respeto profesional.
http://www.historiasdelaciencia.com/?p=300

La razón es que comenta varias cosillas sobre el efecto invernadero y la forma de tomarse las cosas de la sociedad. muy interesante.

octopusmagnificens dijo...

Leed, leed esto: el CO2 en el pasado.

Ahskar dijo...

Es como mezclar churros con las Meninas.

Me refiero a que el problema del cambio climático no es que haya más CO2. El problema es que el CO2 es gas invernadero, por tanto su acumulación en la atmósfera incrementa el efecto invernadero.
Y esto nos daría igual si no fuera porque se sospecha que este incremento repentino está modificando el clima. Eso no quiere decir que el mundo vaya a morir, pero una serie de cambios bruscos a nivel global podrían ser extremadamente funestos para nuestra civilización.
Es por tanto un argumento falaz respecto este tema.
(algo así como decir que no importa que llegue una glaciación, porque total, las ha habido en el pasado y aun hay vida en al tierra ¿no?)

Por otro lado el artículo termina con:
"Ay, luego las cosas decayeron y poco a poco, el CO2 fue disminuyendo hasta llegar al triste y frío Cuaternario, en el que estamos metidos desde hace 2 millones de años, con glaciaciones siempre al acecho, y acompañando al frío unas cantidades nimias de CO2, unas 200 partes por millón (un 0,02%),que en los breves milenios interglaciares sube a las 280 ppm, y que nosotros, en este último, hemos hecho subir ya a las 380 ppm. Muy lejos, muy lejos aún, de la abundancia de antaño."

Entonces, al final ¿reconoce? que lo hemos aumentado nosotros..

Si a alguno de ustedes les interesa, con motivo de la semana de al ciencia, va a haber algunas mesas redondas y conferencias sobre el cambio climático, impartidas por científicos que estudian el tema y aunque no sé hasta que punto van a ser científicos o partidistas, creo que merece la pena acercarse.

crápula dijo...

lo progres serán como sean, pero que me decís de los comentarios de cierto representante de millones de españoles basandose en comentarios (sacados de contexto) de un primo suyo ... alucinante

Por cierto, dejando a parte lo que haga en su vida privada, yo creo al Sr. Gore. No podemos ignorar lo que dice por lo que hace (ya lo decían los curas de mi cole: "Haz lo que digo, no lo que hago"

Pues eso ... que a mi me mola el temita ese de subirse auna plataforma para hacer un exposición como las del cole.

Saludos