Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, junio 17, 2007

LOS ROLLING STONES EN ESPAÑA

De la década de los sesenta, etapa de alucinógenos, de flores y de expansión del comunismo, borraría muchas cosas: me alegro de no haberla vivido. La auténtica década prodigiosa son los ochenta. Pero lo que sí saludo de esos años de fumados es la formación de numerosos grupos de rock que perviven en la actualidad. Entre ellos se halla mi favorito, los Rolling Stones (established 1962), seguido de Bruce Springsteen y Twisted Sister. Tras el desdichado y ya célebre accidente del vodka y el cocotero protagonizado por Keith Richards, parece que por fin tendremos a los Stones (nunca a los Rolling, por favor) en Madrid, el día 28 de junio, en el Estadio Vicente Calderón. La salida del nuevo disco del longevo grupo, A Bigger Bang, de 2005, es el motivo de la gira que se había cancelado en toda España en 2006.

A Bigger Bang es un buen disco, si bien no está a la altura de los que han sido encumbrados, de los tres grandes: Beggars Banquet (1968), Let It Bleed (1969) y Sticky Fingers (1971), no necesariamente en este orden, que es el cronológico. Se tiene al último por el mejor de la discografía de los Stones, con canciones tan míticas como Brown Sugar, Wild Horses o Dead Flowers. Luego, consensuado el podio, entran en juego los gustos de cada uno. Para mí, los siguientes discos más recomendables serían Some Girls (1978), It's Only Rock 'n Roll (1974) y Aftermath (1966). En cuanto a su última obra, ya he dicho que no está nada mal, es una gozosa experiencia escuchar un disco que desmiente la supuesta incapacidad de los chicos de la lengua para crear después de tantos años. Empezando por Rough Justice, es brutal.

Mick Jagger y compadres son sexagenarios, algo que no dificulta que se coman literalmente el escenario en cada actuación. Como, de todos modos, no sé hasta cuándo les valdrán los cambios de sangre, las drogas o el pacto con el Diablo, pagué una cuantiosa suma con tal de no perderme el que podría ser su último concierto en Madrid. De él espero una combinación entre el pasado glorioso de Paint It Black con las novedades que trae, por ejemplo, Rain Fall Down. Y que cierren, por supuesto, con Sympathy for The Devil, un maravilloso final.

2 comentarios:

El Cerrajero dijo...

De la Vogue es la grupi perfecta para los Rolling xD

El Espantapájaros dijo...

Sabia observación, Cerrajero. La momia De la Vega haría una buena pareja con Keith Richards, no menos momia arrugada.

Un saludo