Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, junio 03, 2007

HAY ESPERANZA

Transcurrida una semana desde la convocatoria electoral del 27 de mayo, y asentados los efectos de la misma y quieta la polvareda derivada, es oportuno realizar un sucinto análisis. Al final, el PP ha ganado las elecciones. No por una amplia mayoría, es la pena, mas sí con el margen suficiente para hacer temblar a unos socialistas en retroceso. Como he mantenido otras veces, el PP nunca logra convencer de forma contundente a la ciudadanía, lo que hace que haya alcanzado una victoria relativa. Se requiere un impulso más fuerte si quieren ganar las generales, que se pueden afrontar con optimismo y ganas. En cuanto a los resultados del PSOE, Blanco los camuflará todo lo que quiera, e inclusive pretenderá borrar Madrid del mapa; tanto da, porque sabe que su partido es objeto de un inconfundible declive.

En Madrid y Valencia ha sido arrollador el triunfo del PP. Es algo comprensible, pues los ciudadanos no sólo han tenido a bien premiar una gestión competente y fecunda, sino que han castigado a los socialistas y, muy particularmente, a sus grises candidatos en la capital. Así, se consolidan Gallardón y Esperanza Aguirre, no ya como estupendos gestores, también como futuros sucesores de Rajoy en caso de descalabro. El primero, prepotente, ya ha mostrado sus intenciones y su codicia, mientras que la segunda y más deseable ha sido comedida, educada. La otra cara de la moneda, y a fe que es amarga, es la pérdida de la mayoría absoluta del PP en Baleares y Navarra. En las islas, quizá se esté preparando una nueva y chusca edición del ridículo Pacto de Progreso de 1999. La comedia de enredo estaría garantizada.

Pero en Navarra no hay motivos para reír. El ascenso de Nafarroa Bai, consecuencia del auge nacionalista con Zapatero, es bastante alarmante. De cualquier forma, UPN cuenta con el mayor número de votos, ha crecido, y los partidos no nacionalistas (incluyo al PSN) suponen el 70% de la cámara territorial navarra. A expensas del pacto, de lo que decida hacer el PSN, que tiene las llaves, sólo se puede desear que Zapatero recobre la cordura, si acaso la tuvo, y que la mitad más española del PSN prevalezca, dejando gobernar a UPN.

1 comentario:

Triste Romeo dijo...

NOTICIA URGENTE: mañana domigo 3 de junio a partir de las 23:00 se pondrá en marcha una quedada mediante chat para los miembros de MAZP MAX en la pagina cafe (www.mazpmax-idea.blogspot.com)

¡Esperamos que no faltes a la cita!