Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, febrero 11, 2007

TRES SERIES (Y III)

Si a día de hoy preguntásemos a un aficionado a las series de animación japonesa cuál considera que es la que ostenta el podio de la popularidad, probablemente respondería que Naruto. Comparada en cuanto a difusión y estilo con Dragon Ball, la historia de ninjas obra de Masashi Kishimoto, mezcla de aventura, drama y comedia, se emite desde el 2002, no parando jamás de crecer en audiencia y en fanáticos seguidores. El protagonista de Naruto da su nombre al título de la serie, así es que todo se focaliza en él, siendo su carisma y su simpatía razones para el aplauso del público. Ciertamente, al pícaro Naruto sólo un desalmado le negaría una oportunidad. Entre su traumático pasado y su presente sonrisa, añadiendo una determinación inquebrantable, es el hiperactivo motor de la serie.

Mientras que en One Piece se viaja por el mundo y los cambios de escenario son continuos, en Naruto todo es, digamos, más local. Los sucesivos arcos argumentales prefieren los conflictos internos de su gran elenco de personajes (otra clave para la aceptación, ya que siempre se encuentra alguno con el que identificarse) y nula grandilocuencia: todo queda en casa. En efecto, los malvados, Orochimaru e Itachi, son, antes que amenazas del futuro, sombras del ayer. Aun así, ambas series, la de los piratas y la de los ninjas, comparten las elevadas metas de sus respectivos protagonistas. De One Piece contaba que el sueño de Luffy era llega a ser el rey de los piratas; Naruto pretende convertirse en el líder supremo de su aldea (me ahorro el nombre del cargo, que no sé si ponerlo normal o en cursiva).

Naruto ha sabido preparar su continuidad a medias. Como ya hiciese Dragon Ball en el pasado, transmutando en Dragon Ball Z cuando Goku creció, igual sucederá con Naruto. Sin embargo, esto va a ocurrir después de más de ochenta infumables capítulos de relleno (o capítulos de menor calidad, de bulto, que no aparecían en la versión en papel de la serie). Una afrenta que sus adictos y adeptos están dispuestos a olvidar, porque la llamada "segunda temporada" de Naruto empezará el día 15 y no están por la labor de perdérsela.

1 comentario:

El Cerrajero dijo...

En la wikipedia hay una entrada sobre naruto bastante completa y apasionada, tanto que han tenido que proteger la edición para que la sangre no llegue al rio xD