Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







lunes, enero 22, 2007

NOTAS Y UN RECOMENDABLE ARTÍCULO

Debido a que estamos en época de exámenes universitarios, con la carencia de tiempo que eso supone, ni esta semana ni la próxima mandaré artículos a Navarra Liberal. En cambio, el ritmo de los domingos, aquí, en el blog, se mantendrá como siempre. En cuanto al diario digital, volveré a publicar el día 7 de febrero. Y recordar, por cierto, que, para los que tengan interés en leer los dos últimos, los que han pasado a ser ilegibles por el problema de los acentos, se encuentran también publicados en Aragón Liberal (donde espero aportar nuevas colaboraciones en un futuro).

Doy por sentado que cuento con sus buenos deseos para la primera tanda de exámenes, transmitiéndoles los míos si acaso están en igual o parecida situación. Ahora les dejo con un artículo de Jesús Cacho que no pueden perderse. Una maravilla dedicada a los que critican a Rajoy por haber dado el puñetazo en la mesa y defienden la paz de Zapatero.

4 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Gracias por el artículo recomendado y mucha suerte con los exámenes y ánimo: piensa que hasta Rodríguez el Traidor consiguió acabar una xDDDD

Samuel dijo...

¡Magnífico el artículo de Cacho, una obra maestra! Sobran palabras, porque se ha expresado con inteligencia.

Pues sí, amigo mío, ya nos llega el duro bache, la cuesta de febrero. Le deseo muchísima suerte y un feliz resultado.

Un saludo,

Samuel.

Nicholas Van Orton dijo...

Gracias por el enlace, Espantapájaros. Nunca entendí porque la derecha en España siempre debe luchar en dos frentes: interno y externo. Reflexionaré sobre ello. Te deseo suerte en los exámenes. Mañana parto para tierras lejanas: temas laborales. Hasta la semana que viene.

VICTRIX dijo...

Espantapájaros, he de reconocer que tanto el artículo de Jesús Cacho como el suyo acerca de Sarkozy son muy interesantes y ponen de manifiesto cómo las diferencias ideológicas entre la izquierda y la derecha europeas son cada día más evidentes.

Respecto al artículo que usted recomienda me quedo sin duda con la siguiente afirmación: “el país que reniega de la intransigencia de los hombre libres dispuestos a defender su libertad, el país pastueño que no quiere que nadie le amargue el café con las verdades del barquero, el país dispuesto a embarcarse en la aventura del ansia infinita de paz sin importarle si el camino emprendido conduce al precipicio.” Hacía bastante tiempo que no me encontraba con una observación tan certera que resume perfectamente la mentalidad que los españoles hemos mostrado desde que terminó nuestra hegemonía: Una mentalidad de gente poco ganadora y emprendedora, a la defensiva, cercana a la cobardía; Una actitud que antepone la seguridad y la comodidad a la posibilidad de progresar y de imponerse, siempre buscando el amparo de un sistema proteccionista y garantista. Un país de subvenciones.

Es cierto, la gente en este país teme a la personas que protestan y que pretenden llevar a cabo reformas encaminadas a poner un poco más de orden, seriedad y carácter y por eso se deja embaucar por cualquiera que hable de paz, concordia, talante, buenas maneras y diálogo aunque ese camino, como en el caso de ETA, sea un callejón sin salida. Pero qué importa eso, el caso es que Rajoy se muestra enfadado y el señor presidente habla de diálogo y talante; y, por mucho que suponga una rendición, es un discurso mucho más populista y que transmite a la gente más tranquilidad. Así es imposible progresar y de hecho sólo tenemos que observar que el presidente que se plantó e intentó poner seriedad en este país acabó por ser uno de los personajes más odiados de los últimos tiempos. Incluso me atrevería a decir que, de haber sido Churchill presidente del Gobierno español, le habrían echado a patadas.

Y es que, hablando de Churchill, debo reconocer que me sucede lo mismo con él que a usted con Sarkozy. La situación en Francia, pese a no ser igualable a la española dado el carácter de sus gentes, también es algo decadente y parece que Sarkozy es el único capaz de hacer progresar a Francia en estos momentos como ya hizo Merkel en Alemania. En unos años ha sacado al país de la recesión y se ha manifestado claramente a favor de mantener buenas relaciones con EEUU. Esperemos que los franceses tomen ejemplo y no duden a la hora de votar, porque las otras opciones me temo que dejan bastante que desear. Habla usted acerca de la candadita socialista que, como ya comenta en su artículo y pude leer hace tiempo en la prensa, se muestra especialmente identificada con las ideas zapateriles. Qué miedo.

Un saludo, y mucha suerte con sus exámenes.