Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, agosto 20, 2006

"RAJOY DEBE MORIR" O VACACIONES EN ESPAÑA

Benicasim es una población que, turísticamente, se parece a Benidorm y a otras tantas ciudades del litoral mediterráneo, esto es, palmeras, playas y apartamentos. Disfruté mucho viajando al Desierto de las Palmas, visitando las Bodegas Carmelitano (en su añejo edificio del año 1912) o contemplando las lujosas y apacibles villas que allí se han construido desde finales del siglo XIX. Sí, la plaga de jóvenes agitanados se extiende por toda la geografía nacional, y pude verlos en Benicasim con sus pequeñas motos y sus sucios pelos. Y sí, el papel de los nacionalistas valencianos, del llamado Bloque (nombre seguramente debido a su natural pesadez), es el de un vándalo. Su política: emborronar los carteles de las carreteras escritos en español en un intento por disfrazarlos de valenciano. Penoso.

No faltaron las noticias en mi estancia vacacional, ya saben ustedes a cuáles me refiero. Que si Galicia ardiendo, que si Castro se muere, que si Zapatero está de vacaciones... En fin, lo de las tramas incendiarias a cargo del PP fue un chiste muy bueno contado a medias entre Rubalcaba y los nacionalistas gallegos, con la gruesa y torpe Narbona haciendo los coros. Lo de Castro estuvo medianamente interesante. Para muchos fue esperanzador. Para otros, como para Zapatero, un duro trance. El momento cúspide de la crisis fue la publicación de las fotos en las que el Comandante en Jefe aparecía ataviado con esa horrenda indumentaria deportiva a rayas rojas y blancas. A falta de la prometida tarta de coca por su cumpleaños, quizá fue un regalo de Evo Morales, otro del ramo. O sea, que hicieron el paria un rato.

A todo esto de Galicia y su tremenda desgracia, yo me preguntaba dónde estaba esa organización que despuntó con lo del Prestige, Nunca Máis, y buscaba en EL MUNDO su estelar aparición. Han tardado en llegar, pero lo han hecho. Y han vuelto pegando fuerte, con algo extraordinario: una manifestación no en contra del Gobierno, sino de la Oposición. Vaya por Dios, un malpensado creería que están a sueldo del PSOE y del BNG. Ah, uno de sus nuevos lemas: "Rajoy debe morir". Eso sí, el PP tiene la culpa.

6 comentarios:

VICTRIX dijo...

Lo de los incendios ha sido realmente patético. Primero la ministra Narbona nos deleitaba con una trama de trabajadores de retenes no contratados éste año y después, ante las necesidades políticas, surgió inevitablemente la idea de una conspiración del PP para debilitar “el cambio tranquilo” que ZP también está llevando a cabo en Galicia, es decir, ese en que el castellano es criminalizado, los bailes regionales medievales resurgen con fuerza y los socialistas forman coalición con independentistas trogloditas. Y entretanto los amigos de la pancarta volvieron a aparecer pidiendo la muerte (¿¿La muerte??) de Rajoy. No, ya no piden dimisiones, ahora quieren que desaparezcas del mapa. (Esta vez creo que era un trozo de cartón carcomido con trozos de celo, como los de los pobres que hay a la puerta de las iglesias) Ya sólo faltan Bardem, Bosé y Almodóvar diciendo que todo es una trama de Aznar, Bush y los Judios para que no triunfe la Alianza de Civilizaciones.

A todo ello hay que añadir el preocupante traspaso de competencias a las CCAA, que son incapaces de controlar la situación en cuanto adquiere cierta gravedad. Por no hablar de la obligación que impusieron a los trabajadores de los retenes de hablar gallego en otro ejercicio de surrealismo. Seguramente no exigieron tal cualidad a las dotaciones que se trasladaron desde otros puntos de España o desde el extranjero a extinguir los fuegos.

En otro orden de cosas, no nos debe sorprender a éstas alturas la presencia en nuestra geografía de jóvenes agitanados con greñas y minimotos, pues simplemente se trata de una muestra más de la degeneración social y cultural a la que podemos asistir. La decencia (no hablo de aristocracia) se ha dejado atrás y ahora todo es más moderno en un afán por parecer progresista, plural y liberticida-propalestino. País de extremos éste, en que pasamos de una dictadura basada en el nacionalcatolicismo al auténtico desmadre y la locura generalizada. Siempre hemos sido así. Y el comandante octogenario... ¿No pretenderá asemejarse al Cid verdad?

Espantapájaros, concluyo trasmitiéndole mi deseo de que tenga un buen viaje. Pero no espere buenas caras del vecino chovinista cuando se percaten de que es usted español. Qué maravillosa sería Francia sin franceses...

Un saludo.

vitio dijo...

Lo de tachar carteles con la leyenda en castellano veo que no es sólo típico del País Vasco. La plaga se extiende.

Le agrego en http://euskadi-liberal.lastinfoo.es/ y en http://navarra-liberal.lastinfoo.es/

Un saludo, vitio.

El Cerrajero dijo...

Payasos Nunca Máis, un puñado de estómagos agradecidos al P$o€.

vitio dijo...

Espantapájaros: He leído su comentario y estaría muy agradecido que colaborara con el digital. Mandeme un e-mail a mi dirección (javier3san@yahoo.es) antes o después de que se vaya (como quiera) y allí hablamos más tranquilamente.
Un saludo, vitio.

frid dijo...

Circula en la red lo del fundamentalismo Nunca Hamás (Maestre de Campo), de aires moriles, y autoinmoladores. Iban como locos a quemarse en las brasas (por eso no se los vió), pero se les ha acabado el incendio. No sé si pensaban hacerse una queimada para seguir colocados.

Marta dijo...

Creo que el lema dichoso se ha inspirado en el título de una película americana "Romeo must die". Pero las escasas neuronas que a estas surrealistas alturas permanecen aún en mi cabeza no alcanzan a comprender por qué utilizan lemas extraídos de películas del cruel, imperialista y capitalista país aquél. Ay, será que su excelencia Suso está de capa caída y no tiene ocurrencias de éstas de congregaciones espontáneas anti-derechona. ¿Pero qué habría ocurrido de versar en el cartelito un "Zetapé debe morir", un "Otegui debe morir", un "Ahmadineyad debe morir" o cualquier otro nombrecito de estos tiempos? Presiento que unos cuantos hubieran hecho noche en el calabozo. Total, fachas fachas...
Un saludo, tiene usted un blog recomendabilísimo.