Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, julio 02, 2006

LAS SERIES DEL MOMENTO

Las series del momento me ponen, lo digo bien claro. Se entiende que las anglosajonas, pues de las españoles ya hablé en su día, y son todas poco menos que bazofia de risa fácil y tosca factura. Estamos en una era dorada de series: frescas, efectistas, con grandes argumentos, pueden competir con el cine, como es el caso de Perdidos, una serie llena de misterios y, especialmente, muy cara. La cosa se pone aún mejor si pienso en Nip/Tuck. Esta exitosa ficción nos ofrece en bandeja de plata el entrar en el mundo depravado y morboso de las operaciones de cirugía plástica, con todo un catálogo de rarezas anatómicas (por no decir de ruinas anatómicas), y con altas dosis de sangre, humor negro y sexo. Hasta tiene su plantel de villanos, destacando sobre todos ellos el temible Cortador.

Aunque la serie que está más en boga desde hace tiempo es House. Me habían cantado sus maravillas sin que yo pudiese catarlas. Ahora he tenido la fortuna de empezar a verla casi desde el principio en Fox, y me he rendido ante ella, a carcajadas y también con emoción, porque, en el fondo, es en ocasiones dramática y enternecedora. Puede que adolezca de tramas un tanto repetitivas (la enfermedad rara, las deducciones de House, las decisiones difíciles, la cura final), pero es magistral en cuanto a desarrollo y originalidad (esas enfermedades tan extrañas, ya olvidadas hoy en día, como la peste o la lepra). Y tiene una estrella: el propio doctor House (un Sherlock Holmes de la medicina), cuya ironía, honestidad y cinismo son la clave del triunfo aplastante de esta extraordinaria propuesta.

Fox me da un nombre para este apogeo de seriales brillantes: "una nueva generación de series". Mientras la mayoría de series españolas dan vueltas sobre lo mismo, abundando la vulgaridad, o abusan del recurso hiperrealista, las series estadounidenses han sabido renovarse a sí mismas y deleitar como nunca antes lo habían hecho a los espectadores; y así lo hacen, además de las citadas, otras tantas (Mujeres desesperadas u Hospital Kingdom son buen ejemplo de ello). No harían mal en engancharse a alguna, caballeros. Nada mal.

8 comentarios:

socialista honrado dijo...

La única 'serie' española buena que conozco es 'La Hora Chanante'. Todo lo demás, bazofia cargante e insufrible. Así va España. Viva España!!!

VICTRIX dijo...

Yo la verdad es que no suelo ver la televisión aunque si es cierto que las series españolas están hechas para no pensar. Son series de risa-fácil pensadas para gente que únicamente quiere sentarse delante del televisor y evadirse después de la jornada laboral. Siguiendo el consejo, si que me gustaría empezar a ver House ya que me han hablado bien de ella y parece una de las pocas opciones aceptables que me ofrecen las cinco cadenas de ámbito nacional a las que tengo acceso. Aunque sinceramente me cuesta mucho aficionarme a seguir una serie. Cuando las dejan de emitir durante el verano, al cabo de tres meses acabas por no saber ni lo que había pasado en el último episodio. Y a esto hay que sumarle que siempre interrumpen la emisión cuando más interesante estaba y no lo acabo de entender. Si una persona sigue una serie, no la va a dejar de ver porque la trama se resuelva antes de que termine la temporada. Y si alguien tiene intención de dejar de verla dudo que le haga cambiar de opinión comprobar que la trama se resolverá tres meses más tarde. Así que suelo ser más aficionado a las películas, que suelo ver grabadas para no tener que aguantar la hora de rigor destinada a anuncios.

vitio dijo...

Creo que de las españolas sólo se salva "Aquí no hay quien viva".

El Cerrajero dijo...

24 tampoco tiene desperdicio sobretodo gracias a lo que se aprende a la hora de "negociar" con terroristas.

frid dijo...

Las series hispanas son buenas por las "cuotas". Una cutre por cada "cuatro", o ahora por cada "sexta".

García dijo...

House me gusta, así como Anatomía de Grey. Y 24 también. Y me encanta Monk.
Saludos.

El Cerrajero dijo...

XDDD Monk es la caña.

¿Qué os parece NUMB3RS y Mentes Criminales?

El Espantapájaros dijo...

"Monk" es muy buena, una delicia. De las otras dos que nombras, Cerrajero, no puedo decir nada, porque nunca las he visto.

Un saludo