Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, julio 30, 2006

FIN DE LA TEMPORADA

Caballeros, como tantos otros están haciendo en estos días de verano, les anuncio el cierre temporal de esta modesta tribuna de opinión debido a que, su único ocupante, es decir, yo, se marcha a disfrutar de unas vacaciones para descansar, para olvidar la rutina y para otras actividades propias del estío vacacional. No teman por mí, pues no he de viajar en esta primera parte de mi holganza en avión, servicio cuyo estado en España es desolador. Los salvajes (por ser original) acontecimientos acaecidos en el aeropuerto de El Prat han servido para mostrarnos dos cosas: cómo es un país en el que no hay gobierno ni fuerzas que mantengan el orden público; y la valía de la ministra de cuota (la de Fomento), que sólo una vez capeado el temporal ha desenterrado su teñida y seca cabeza.

Pero no hablemos de política en la despedida. Hablemos de libros, o de música. De lo primero les puedo hablar muy bien de El candor del padre Brown, de mi querido Chesterton, un título ideal para quienes busquen relatos de misterio sumamente singulares y con un toque poco menos que filosófico. A destacar el redimido villano de turno, el grandullón Flambeau. Y como sé que pensarán que soy un anticuado, pondré sobre la mesa algo más moderno... ¡Qué digo! Demasiada basura donde equivocarse, así que no sé, digamos que El pintor de batallas, de Pérez-Reverte, está bastante conseguido. Mejor volvamos a siglos pretéritos. Vivian Grey, de Benjamin Disraeli (importante estadista inglés del siglo XIX, de la talla de Cánovas). Lo difícil es encontrarlo, pero es una joya. De música, los ochenta: Stay Hungry, de Twisted Sister.

En fin, acabando con la temporada, hecha la crítica al Gobierno, hechas las sugerencias culturales, tengo que hacer los agradecimientos. Unos agradecimientos que van por ustedes, queridos lectores, por estar ahí y por leer estos escritos, y por comentarlos, claro está. Mi regreso ha de producirse a principios de septiembre, aunque a mediados de agosto he de recalar uno o dos días en Madrid, por lo que espero actualizar entonces y leer las actualizaciones de mis asociados. Sin más, y sinceramente suyo, hasta la próxima.

6 comentarios:

VICTRIX dijo...

Otra baja. Esta vez la de un certero y cultivado crítico. Espero que disfrute usted de unas vacaciones seguramente merecidas, pues otros no podemos decir lo mismo ya que el destino ha querido que el caluroso mes de Agosto lo pase en compañía de un ininteligible libro con la portada blanca de la asignatura a la que no me presenté por un motivo tan poco justificable como es el de ser algo vago. Mas es un consuelo el hecho de tenerme que enfrentar únicamente a un solo libro en un verano universitario. Al margen de mis vivencias personales, que poco o nada tienen que ver con sus vacaciones, le comento que ha sido un verdadero placer contar con sus comentarios en mi blog, así como leer cada uno de los artículos que ha publicado, ya que le tengo en alta estima al haber demostrado ser un personaje culto y particular. Y esto es lo que mas valoro en una persona de nuestra edad, porque estoy ya muy curtido en eso de ver con mis propios ojos a jóvenes despersonalizados, fotocopias unos de otros, y orgullosos de su estupidez (más bien adquirida que innata, por difícil que parezca)

Respetando su deseo de dejar la política al margen en su despedida, y centrándonos en libros y música, le comento que la década de los ochenta es una buena elección, por tener un estilo propio y mucha personalidad, aunque algo se podrá salvar de nuestro tiempo. No seamos tan pesimistas. Y en cuanto a libros, tomo nota de sus recomendaciones, aunque ahora mi poco tiempo libre lo ocupa la literatura rusa; interesante sin lugar a dudas. Si no hay más puntos en el orden del día le reitero mi agradecimiento por sus certeros comentarios y le aseguro que me contará nuevamente entre sus asiduos lectores y comentaristas una vez regrese de sus vacaciones. Por último, y si usted me permite un breve apunte político (no lo puedo evitar) le sugiero que, si viaja al extranjero, se mantenga medianamente informado de cuanto sucede en nuestro país, ya que igual en Septiembre no regresará a “Madrid”, sino a la “realidad nacional autónoma madrileña con particularidades propias asociada en régimen semifederal al Estado español, heredero de los valores de la Segunda República por obra (por gracia no) de ZP , “político” con memoria histórica y trapo palestino al cuello que ideó la alianza de civilizaciones y sus propias siglas que nos permiten ridiculizarle”

Siga usted bien Espantapájaros y tenga unas buenas vacaciones. Un cordial saludo y hasta la vuelta.

Burke dijo...

Un cordial saludo, Espantapájaros. Le adjunto entre mis vínculos de mi web. Tenga buenas y merecidas vacaciones.

El Cerrajero dijo...

Pásalo bien, recarga las pilas y descansa con la certeza de que te guardaremos el sitio en la trinchera.

Un saludo.

El Serch dijo...

Bien!! Nada como las vacaciones, y qué envidia por eso de que te irás en primera clase! Eso es viajar! jejeje.

Las recomendaciones me gustan. Y sí, Chesterton tiene una forma peculiar para armar tramas de misterio. También me gusta Agatha Christie.

Pues te esperamos.

Un saludo desde ciudad de México.

Sergio

vitio dijo...

Lo mismo, a pasarlo bien y nos vemos en septiembre!!
Saludos!!

frid dijo...

Carga las pilas, que a tu vuelta se requiere que espantes a los pájaros que anidan en La Moncloa