Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, julio 09, 2006

DE AZOTACALLES Y GREÑAS

Puede que esta semana haya dado rienda suelta a mi vena investigadora. En todo caso, si anteayer les daba la tabarra con Fu Manchú Zapatero, hoy, revisando viejos capítulos de Dragon Ball Z, hallaba por casualidad el origen de las sucias greñas que hoy pueblan la nunca de todo rústico barriobajero que se precie de serlo. Capítulos 211 y 212; Trunks y Son Goten se enfrentan a unos participantes juveniles en los combates del campeonato en que luchan. Uno de ellos, el primer rival de Goten, es la clave: pelo negro, cuerpo atlético, rostro de babieca y, cómo no, esa ridícula pelambrera destacando sobre su corto corte de pelo, esa coletilla procaz llevada a la exageración. Este joven luchador (por demás insignificante: Goten lo derriba de un puñetazo) es el punto de partida de la mencionada moda. Estamos hablando de 1991 o 1992.

Hay que decir que el tiempo no importa, las modas son imprevisibles. Los bakalas tampoco son nuevos, vienen de muy atrás, pero su resurgir es sorpresivo. Vale, bakalas verdaderos quedan pocos, lo que se lleva en nuestros aciagos días es una mezcolanza de los usos de la tribu urbana de la música de fábrica más repetitiva e infernal con los de otros grupos social amenazador: los gitanos. Una fructífera adaptación. Los jóvenes reseñados son la respuesta al modelo tradicional de gitano (vulgares vestiduras, adornos de oro, pendientes de aro cual piratas, pelo maltratado y representativo), siendo este estúpido mimetismo algo inconcebible hace años. Sin embargo, se han superado tantos prejuicios que los fanáticos de la cultura de barrio adoptan formas antaño denigrantes con tal de hacerse pasar por duros.

Estos desfasados tienen hartas denominaciones, las cuales no voy a reproducir porque suenan mal, a callejero, a banco infestado de catetos con gorra y guarra de turno bien cogida por el trasero. Y conocemos a la perfección su táctica de guerra predilecta: llamar a más golfos. Así es, sentirse uno de ellos agredido y avisar a sus copiosas huestes, formadas por sus amigos, por sus primos o por sus abuelos, es todo uno. Tienen el dominio casi supremo de la calle, pero no tienen individualidad o estilo. Son una peste pasajera.

4 comentarios:

frid dijo...

Los clásicos ya los definieron: cuando mandan "demagogos", cuando manda otro "aduladores" y siempre lo peor en democracia y lo que hace terrible una tiranía. Así son los que dominan la calle para su propio provecho.

VICTRIX dijo...

Espantapájaros, he de reconocer que me sorprendió toparme con un artículo sobre el degradado mundo adolescente que no es sino una manifestación aún más corrompida de una sociedad también degradada en cuanto a valores y modales. Si me lo permite le daré mi visión personal sobre tan interesante asunto. Hasta los 12 años la inmensa mayoría de los individuos siguen con una concepción infantil del entorno que les rodea, siendo posible de ésta manera entablar amistad con cualquier compañero que se preste ya que las diferencias entre unos y otros son prácticamente inapreciables. Es la combinación de la producción de testosterona y de esa monstruosidad que hacen llamar “E.S.O.” lo que echa perder aquellas mentes simple y de buena voluntad. De ésta manera la producción de la citada hormona es asimilada de diferente manera por el cerebro de cada adolescente. Ese es el momento de la ruptura. A partir de ahí surge el espíritu bakala (así como los derivados del mismo) cuya principal manifestación es la de intentar impresionar al sexo opuesto, en lo que es una consecuencia de una excesiva incidencia de la testosterona en el cerebro adolescente masculino.

Y ahí comienza la típica lucha de instituto por hacerse con el respeto del grupo. Incluso podemos encontrarnos con toda una estructura jerárquicamente ordenada y con una complejidad digna de la Cosa Nostra en la que cada cual asume el papel que le corresponde. Entrados los 15 años ya se pueden diferenciar los futuros bakalas: serán aquellos que adoptan una posición dominante en la clase que exteriorizan a modo de chulerías, vestimentas horteras, instintos sexuales tempranos, conversaciones sobre motores y música tecno, visita puntual a la discoteca el viernes noche, vocabulario voluntariamente poco decoroso, iniciación al tabaco, excitación ante el suspenso (cuántos más mejor) peinado engominado y de punta y por supuesto aire de matón para hacerse respetar. Luego están los siervos y las chicas que se ven tentadas por esa actitud tan viril del dominador de la clase y que compiten por su compañía en un encarnizado combate de lo más puteril. El instituto está hecho para el futuro bakala y el futuro bakala para el instituto. Es un paso necesario e imprescindible en sus inicios ya que es lo que inflará su ego.

Con 18 años el niñato ya se las sabe todas y tiene el lujo de conocer a más de su especie. Una confluencia de chulillos que han terminado la E.S.O. con 18 años. Y es entonces cuando realmente disfrutan de su condición porque papá les habrá comprado un coche tuning que les permitirá escuchar música hortera, aunque su objetivo no sea el propio disfrute de la misma sino que la escuche toda la manzana. De todas formas conviene diferenciar al auténtico bakala de barrio del nuevo-rico-pijo hijo de papá que es más frecuente en los tiempos que corren. La diferencia radica principalmente en su acceso a recursos económicos y en el rendimiento académico, algo más elevado en estos niñatos ricos, aunque no siempre. Pero ambos viven para la noche y para competir en el cada vez más concurrido mundo de la fanfarronería adolescente que tiene como principales valores el éxito sexual y el reconocimiento del grupo. Nada de cultivar la mente.

Y ahí estamos quienes resistimos, cada día con menos fe, mientras esperamos el día en que el destino se tome cumplida venganza y envíe a toda este curtido grupo de vividores adolescentes a lo más hondo del mercado laboral, donde tendrán que luchar por las migajas que dejemos quienes contemplábamos con cierta incredulidad el enorme derroche de felicidad que les proporcionaba a estos personajes la adolescencia, mientras nosotros hibernábamos esperando tiempos mejores. Pero señores, la venganza se sirve en plato frío. Ya se sabe. Quien ríe el último...

Seguiremos otro día el análisis de ésta sociedad putrefacta. Saludos cordiales.

El Espantapájaros dijo...

«Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para lo porvenir», nos dice Hipócrates, que no sé si será un clásico, pero desde luego nos hacer entender que este problema viene de lejos. Aunque en nuestro tiempo se ha vuelto excesivo y desagradable, un tanto descontrolado.

Excelente exposición de los hechos, Victrix. Los doce años son la frontera, el momento clave de empezar a definir la personalidad y de tomar un camino. Es una lástima la degeneración de los institutos, de la educación en general, pues yo me he educado en un colegio concertado (antes en uno público) y tengo que decir que, si bien quizá el proceso (dichosa palabra, hasta aquí ha logrado colarse) haya tardado más que en un instituto, al final el centro ha acabado dominado (no en mi curso, por cierto) por una puerca mezcla de niños bien esbirros y lamesuelas de verdaderos macarras surgidos de barrios deprimidos, quienes han transformado al centro en vez de ser al revés.

El bakala al que yo me refiero puede ser, como usted dice, de buena familia, y siendo así, pretender comportarse al uso de los más infectos barriobajeros. De hecho, es la tendencia actual: ser el más malo a toda costa. Pero su fracaso escolar, su falta de altas miras en cuanto a expectativas laborales y su escasa cultura, hace, efectivamente, fácil la venganza, aunque sólo sea en términos contemplativos, en un futuro. O al menos eso espera. O al menos así ocurre no sé, en las novelas de Stephen King.

Un saludo

Anónimo dijo...

Hello, as you may already found I'm fresh here.
Hope to get any assistance from you if I will have any quesitons.
Thanks and good luck everyone! ;)